Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 19 de octubre de 2015
Desde mi butaca menor

"Yo, él y Raquel", una película muy recomendable del último cine independiente norteamericano

Noticia clasificada en: Nacho Esteban

Viene avalada por dos premios del Festival de Sundance 2015 (Mejor Película y Premio del Público). 105 minutos para contar una historia que hemos visto varias veces en la pantalla, por lo que queda de manifiesto a estas alturas de la película, y nunca mejor dicho, que lo importante no es lo que se cuenta, sino como se cuenta. Y en ese cómo, en ella es fundamental una regla de oro; crecer en progresión, gradualmente, milimétricamente, de menos a más, hasta llegar a un final sublime, por ternura, delicadeza, sentimiento y optimismo para seguir amando la vida.

Nacho Esteban

FEAFES El Puente

 

 

Después de pasar varios meses viendo mediocridades, al fin di con la película del año, mi película. En cualquier caso, no es solo mi opinión. Viene avalada por dos premios del Festival de Sundance 2015 (Mejor Película y Premio del Público). 105 minutos para contar una historia que hemos visto varias veces en la pantalla, por lo que queda de manifiesto a estas alturas de la película, y nunca mejor dicho, que lo importante no es lo que se cuenta, sino como se cuenta. Y en ese cómo, en ella es fundamental una regla de oro; crecer en progresión, gradualmente, milimétricamente, de menos a más, hasta llegar a un final sublime, por ternura, delicadeza, sentimiento y optimismo para seguir amando la vida.

 

Cuenta la historia de tres muchachos, los protagonistas de la película (a los que hace mención el título de la película), contada por uno de ellos en voz en off, Greg (incluso, esta es la novedad, nos dirige unas palabras a los espectadores, las mismas que repite unas tres veces durante la proyección de la película, muy bien separadas en el tiempo real, para que no desistamos y no demos por hecho algo, un desenlace, que al final, sí, ese desenlace, el que se produce, es el que algunos podríamos estar pensando casi a los quince minutos.) O sea, que en cierta manera nos “manipula” como espectadores, pero de una manera muy elegante, sutil, soberbia, rozando la perfección.

 

Pero nos "manipula" de esta forma tan magistral porque la historia está contada a través de la mirada, las palabras, los sentimientos y el cambio de rumbo que toma en su vida el muchacho (Greg), en una relación de amistad obligada por la madre de él, para que cambie su manera de ver la vida, compartiendo durante unos meses su último año de Instituto con una compañera que la acaban de diagnosticar leucemia.

 

Al principio parece que los dos no encajan, que él en cierta manera puede hacerlo por compasión. Pero, al cabo del tiempo, se va curtiendo una relación de amistad, nunca de amor (uno de los muchos aciertos de la película), para llegar a un clímax espléndido, que aunque en cierta manera era predecible, no por ello es infravalorado y menos en la manera en como se resuelve. Muchos cineastas mediocres llegarían al mismo final, pero aquí lo fundamental son las formas, los hechos, las elipsis, los recursos narrativos y visuales que utiliza para llegar a ese portentoso final haciendo que sea una verdadera obra de arte, rozando la Obra Maestra.

 

Película de boca - oído

Apunten el nombre del realizador: Alfonso Gómez Rejón, Mexicano, curtido como ayudante de dirección de Scorsese, Iñárritu, etc y en numerosas películas para televisión. Muy buen guión de Jesse Andrews, basado en una novela suya. Visualmente la película está llena de luz, imágenes, juego de cámaras, primeros planos y planos secuencia. Montaje perfecto, buena puesta en escena y además con una espectacular elipsis que rompe con el Cine de Adolescentes Norteamericano visto hasta ahora.

 

Asistimos al baile de graduación de final de curso del chico (Greg), sin verlo tal cual, sólo con unas pinceladas al principio y al final, evitándonos mostrar en pantalla el baile, por respeto al espectador (para seguir con el estilo que lleva impregnado el filme) y a su vez por solidaridad a su compañera amiga. Y queda el reparto, muy buenos los tres (Thomas Mann, que interpreta a Greg, Olivia Cooke encarna a la chica enferma Raquel, y el amigo de Greg, interpretado por R JCyler). El resto del reparto no se queda atrás.

 

Y muy buena la banda sonora. Totalmente apropiada y muy bien utilizada en los últimos minutos de la película dotándole al final de una melancolía, sinceridad, aprendizaje  y optimismo por el futuro, que hacen que la película sea hermosa, valiente y tierna, sin llegar nunca (en ningún momento lo es) a ser dulzona.

 

Poco comercial, pero si los exhibidores tuvieran paciencia podría funcionar el boca-oído. Es lo último del Cine Independiente Norteamericano que se puede ver ahora mismo. Muy buena, rozando la obra maestra.

 

Se puede ver en:

Cines Brodway. 18:45 horas. VOSE

Cinesa Zaratán: 20:00, 22:10 y 00:15 horas

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress