Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 5 de noviembre de 2015

Una noche de Halloween diferente en El rincón del erizo

... Comenzó el “Cuento de mal dormir” y el decorado, la música de fondo, la penumbra y sobre todo la brillante interpretación de Alba, hicieron que el público nos sintiéramos dentro de la historia. Interpretaba el personaje de una mujer loca que había matado a su marido y a una de sus hijas, que había matado a su hermana e intentado matarla a ella. La mujer seguía viendo y cuidando a la hija a la que había matado, a la vez que contaba al público su propia historia ...

Sandra Mayo

 


Cuando cambié mi entrada de la discoteca por otra para ir a ver un monólogo a “El Rincón del Erizo” no me imaginé que me esperaba una noche cargada de sorpresas, diversión y terror.


La mayor sorpresa nos la llevamos antes de comenzar el espectáculo, cuando vimos aparecer a José Juan Vaquero, ese monologuista que sale en “El Hormiguero” y que habla de Valladolid en sus monólogos, lo cual no es extraño porque es pucelano y “El rincón del erizo” es su bar (Calle de Mateo Seoane Sobral, 22, en el barrio Parquesol).


Comenzó el “Cuento de mal dormir” y el decorado, la música de fondo, la penumbra y sobre todo la brillante interpretación de Alba, hicieron que el público nos sintiéramos dentro de la historia. Interpretaba el personaje de una mujer loca que había matado a su marido y a una de sus hijas, que había matado a su hermana e intentado matarla a ella. La mujer seguía viendo y cuidando a la hija a la que había matado, a la vez que contaba al público su propia historia.


Lo que más me gusto fue el hecho de estar tan cerca de la actriz. Vas a un teatro y los actores están en el escenario, pero en este caso era como si todos estuviésemos en el escenario y además el personaje interactuaba con el público, es decir, nosotros éramos parte de la historia, lo que la hacía aún más espeluznante: obligó a algunos a beber té, porque su hija siempre lo servía, y era así, con té envenenado, como mataba. A mí me agarró del brazo y me pidió que jugara a la rayuela para que su hija se sintiera mejor, y lo hice. ¿Quién se negaría ante aquella loca?


Tras el monólogo, mis amigos y yo hablamos con la actriz, Alba de la Viuda. Nos contó que en el espectáculo actuaba también Saray Andrés, pero que se encontraba mal y estaba en urgencias. Ambas salieron el año pasado de la Escuela de Actores de Valladolid y entre sus proyectos nos habló de un cabaret.


La felicitamos por la actuación y nos comentó sus nervios porque, al no estar su compañera, tuvo que improvisar. Quizás dentro de unos años la veamos triunfar en el mundo de la interpretación. Gracias Alba por tu atención.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress