Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 23 de diciembre de 2015
Tres escenas y una conclusión

Million Dollar Baby

Million Dollar Baby es una película del año 2004 dirigida y producida por Clint Eastwood que cuenta la historia de Maggie Fitzgerald (Hilary Swank), una chica que quiere ser boxeadora y busca que su entrenador sea Frankie Dunn (Clint Eastwood) hombre solitario y malhumorado que se refugia desde hace años en la religión buscando una redención que no llega. Además es dueño un gimnasio junto con Scrap (Morgan Freeman), un ex-boxeador que es su único amigo.

Raquel Frías

 

 

Million Dollar Baby es una película del año 2004 dirigida y producida por Clint Eastwood que cuenta la historia de Maggie Fitzgerald (Hilary Swank), una  chica que quiere ser boxeadora y busca que su entrenador sea Frankie Dunn (Clint Eastwood) hombre solitario y malhumorado que se refugia desde hace años en la religión buscando una redención que no llega. Además es dueño un gimnasio junto con Scrap (Morgan Freeman), un ex-boxeador que es  su único amigo.

 

Tres escenas y una conclusión

 

Primera

El hilo argumental de esta película es el boxeo, pero hay mucho más. En esta escena de apenas dos minutos,  Frankie mira en su televisor con atención  a su antiguo púgil, que acaba de abandonarlo. El anciano observa entre dolido y orgulloso al joven ganar el título de campeón del mundo.
Los últimos 5 segundos de escena muestran la mitad de la cara de Clint Eastwood tirado sobre su sofá, con los ojos vidriosos y gesto de tipo duro. Al verla, percibimos a un hombre que se siente terriblemente solo, que se echa de menos a sí mismo y al que acaban de abandonar.

 

Segunda

Algo más de una hora después de esta escena Eastwood y Freeman dialogan sobre la vida y la muerte, éxitos y fracasos, vencedores y vencidos. “La gente muere cada día Frankie. Fregando suelos, lavando platos, y su último pensamiento es: nunca tuve mi oportunidad.”  Le dice Scrap a Frankie, del que ahora vemos solo un cuarto de cara. Ese ojo sigue estando a punto de llorar, pero ya no se siente solo como al principio de la película, si no ese es su miedo, volver a la soledad. Por si no os habíais dado cuenta, la fotografía y la iluminación de esta película es un 10.

 

Tercera

Antes de que la pantalla se vuelva negra Clint Eastwood nos regala una preciosa escena donde aparece sentado la barra de un bar de carretera, deseando que Maggie entre por la puerta o viéndose a si mismo siendo feliz en ese mismo bar tiempo atrás. Todo esto mientras Morgan Freeman habla sobre el entrenador “Solo espero que haya encontrado algún lugar donde encontrar un poco de paz. Un lugar entre los cedros y los robles, algún lugar entre la nada y el adiós.” Y con estas palabras despide a su viejo amigo.
 

 

Conclusión

Million Dollar Baby cuenta la historia del éxito desde varios puntos de vista, pero lo que hace a esta película una maravilla es que no es una película de superación y éxito absoluto como otras, sino que de cada historia individual se podría sacar otra película. Los personajes son humanos, con luces y sombras, defectos y virtudes, ángeles y demonios. Y lo más interesante de esta obra es que deja lugar a la controversia y al debate  y permite que cada persona pueda sacar su conclusión. Todo esto a los compás de tres actores llenos de energía y un director capaz de jugar con esa energía de una forma brillante.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress