Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 25 de abril de 2016

"Spotlight": vibrante, intensa y emocionante

Noticia clasificada en: Desde mi butaca menor Nacho Esteban

SALUD MENTAL - CINE

 

 

 

Nacho Esteban

 

 

 

Título: Spotlight (destapa la verdad)

 

Dirección: Thomas McCarthy

 

Reparto: Michael Keaton, Mark Ruffalo, Rachel McAdams, Stanley Tucci y Liev Schreiber

 

País: Estados Unidos

 

Duración: 128 minutos

 

Año: 2015

 

Género: Drama, Suspense, Investigación periodística

 

Sinopsis: La sección “Spotlight” del periódico “The Boston Globe” estaba formada por un grupo de periodistas expertos en hacer reportajes en profundidad. Ante la llegada de un nuevo director, buscan un caso de peso, poniendo a los mejores de sus periodistas al frente. Es el año 2001, (pocos meses antes del 11S), se trata de un periódico de los de antes, sin Twitter, y lo que comienza con un proyecto de artículo sobre varios curas acusados por sus víctimas de haber abusado de ellos durante su infancia, se convierte en una minuciosa investigación por parte de este equipo de periodistas.

En su vibrante camino hacia la verdad, el equipo de reporteros encontrará una senda plagada de obstáculos. Para probar su investigación, tendrán que rastrear archivos, entrevistar víctimas, contrastar testimonios y luchar contra el secretismo de la Iglesia. Y es que, este caso que llegó a las portadas de toda la prensa internacional, sacudió a la Iglesia Católica en todo su núcleo, por ser el mayor escándalo de pedofilia dentro de la institución eclesiástica. Desde entonces, en Estados Unidos y en otros muchos países de todo el mundo, se han destapado casos similares de abusos. El Boston Globe ganó en 2003 el Premio Pulitzer al servicio público por sacar a la luz una amplia trama de encubrimiento de casos de pederastia en la archidiócesis de Boston. 

 

 

 

 

 

Crítica de la película

 

Flamante triunfadora en los Oscars 2016 con dos importantes estatuillas (mejor película y al mejor guión original del año), compartiendo protagonismo con "El renacido", ya que el Oscar al mejor director fue para el mexicano Alejandro González Iñárritu y el mejor actor Leonardo Di Caprio.

 

Vibrante, intensa, emocionante; vertiginosa carrera del mundo periodístico en busca de la verdad. Una sección del periódico “The Boston Globe”, llamada “Spotlight”, con una serie de reporteros y periodistas en busca de noticias que merecen ser ampliamente profundizadas. Los llamados reportajes de investigación, la esencia del periodismo. La película es una mezcla de periodismo y thriller policíaco donde ambos se dan la mano, codo con codo, pero con diferentes aristas que les hace ser diferentes. Una cosa es una investigación policíaca y otra una investigación periodística. Al frente del “Spotlight” se encuentra Walter Robby Robinson, papel interpretado por  Michael Keaton, uno de los mejores de su carrera. Tiene una actuación bastante memorable con uno de los momentos más intensos hacia el final de la película cuando reconoce ante el abogado que representa a la Iglesia, “que todos tal vez somos culpables. Todos somos corruptos. Hace años llevaba la investigación, se sabía, pero se dejó pasar y se prefirió mirar para otro lado, primero porque a lo mejor no era rentable y segundo, por no meternos en líos con la Iglesia”.

 

Por lo tanto, habla de los límites del periodismo, la conveniencia o no de sacar una noticia, el cómo se vive y trabaja en una redacción de un periódico y la investigación pertinente; todo un tanto por encima del resto (los abusos de la Iglesia a menores).  La corrupción de la Iglesia, los casos de pederastia están presentes como no, pero diría que no en demasía, sino lo justo. No se recrea. No esperen ver escenas escabrosas de abusos a menores porque no se centra en absoluto en ello. Tal vez sea una de las razones de la aceptación un tanto tibia por una gran mayoría de espectadores.

 

El resto del reparto cumple con creces, destacando a Mark Ruffalo y a Rachel McAdams (nominados como mejores intérpretes de reparto). En el aspecto técnico: un montaje veloz, preciso y milimétrico, una bonita fotografía, buena puesta en escena, música adecuada y un formidable ritmo narrativo que en su parte final se convierte en una vertiginosa carrera por descubrir y querer saber más y más quien está detrás de todo. El director, que también firma el guión (Thomas McCarthy, junto con Josh Singer), consiguen que nos metamos los espectadores en esa redacción vertiginosa y trepidante como es “Spotlight”. Lo mismo de vertiginosa y trepidante que es la película. Muy buena, rozando la obra maestra. Sólo le falta el toque de genialidad, quedándose muy cerca.

 

Es de esas películas que ganarán con el paso del tiempo. Justa ganadora del Oscar a la mejor película del año 2016.

 

 

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress