Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 26 de abril de 2016
Mis divas favoritas

Judy Garland

Noticia clasificada en: Graciela Mantiñan Mis divas favoritas

CINE

 

 

Graciela Mantiñán

 

 

 

De muy pequeña formó un conjunto con sus hermanas y comenzó a actuar en el music hall. Su talento era arrollador, a los doce años ya la había contratado un gran estudio cinematográfico que la hizo estudiar en su  escuela de niños prodigios. Gordita, morena y amante de las golosinas, alguna vez confesó que envidiaba  a su delgada compañera de curso que era… Lana Turner.

 

En 1939 ganó el Oscar a la mejor estrella juvenil y un año después ella y Bette Davis encabezaban la lista de los actores más famosos de los Estados Unidos. Así comenzó una carrera llena de claroscuros, como corresponde a una diva de Hollywood. Con otro niño prodigio, Mickey Rooney, filmó ocho exitosas películas muy taquilleras, pero cuya promoción le exigió un enorme esfuerzo físico. Quizá fue en esa época cuando  comenzó a buscar paliativos que terminarían por destruirla. 

 

Ya en 1940 desempeñó su primer rol adulto, fue simultáneamente madre e hija en "Pequeña Nellie Kelly", un film donde recibió su primer beso cinematográfico. "Cita en San Luis",  un melodrama perfecto, le permitió  mostrar su talento actoral  y cantar piezas inolvidables como “Que tengas felices fiestas”. "En Desfile de Pascua", personificó con gran éxito  a una bailarina que se cruza en la vida de Fred Astaire. Después…  recurrentes crisis físicas y emocionales la alejaron del mundo del cine.

 

Pero volvió en 1954 con "Nace una estrella", protagonizando a la camarera que dolorosamente se transforma en una artista  famosa. Ella era una buena actriz dramática, ya lo había demostrado en E"l reloj", la historia de la dos jóvenes que se conocen en la Estación Central de Nueva York. Él es soldado y tiene un permiso por sólo 24 horas, las 24 horas que les permitirán vivir una gran  historia de amor.

 

Nuestra protagonista volvió a brillar en "El juicio de Nuremberg", un film que reunió figuras estelares como Spencer Tracy, Marlene Dietrich y Burt Lancaster. 

 

En los años 60 dio conciertos en Europa y los EE.UU. Al salir a escena en el Carnegie Hall tres mil personas la ovacionaron, de pie, durante cinco minutos. Un crítico observó que ella, sin emir sonido, había logrado lo mismo que Renata Tebaldi después de cantar la ópera Tosca durante dos horas. 

 

En 1969, a los cuarenta y siete años, una sobredosis de somníferos la durmió  para siempre. Veinte mil personas asistieron a su funeral 

 

Curiosa paradoja: esta  protagonista  tuvo muchos  fracasos sentimentales, pero tempranamente  recibió  el amor apasionado  de su público. Porque sólo tenía 16 años cuando filmó "El mago de Oz". Ella era Dorothy, la huérfana que recorre una tierra fantástica llena de personajes extraordinarios, buscando una vida mejor en algún lugar del arco iris. Bastó una escena, donde con mirada firme e ingenua entonaba “Over the rainbow”, para transformar  esta canción en un perdurable himno a la esperanza. 

 

Ella es una voz que venció al tiempo, ella es nuestra protagonista: Judy Garland.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress