Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 9 de mayo de 2016
Refugiados, mi voz desde esta orilla

Milagros Babón: "Es imposible estar de acuerdo con aquellos que escurren el bulto y además intentan mentirnos. Lo que les pediría es que se hagan políticas de ayuda directa e inminente a los refugiados"

Noticia clasificada en: Milagros Babón

Milagros Babón (Taller Ojos Abiertos)

 

 

 

–– ¿Estás de acuerdo con la manera de actuar de tus gobernantes en la situación que viven los refugiados sirios? Si no es así, ¿qué les pedirías? ¿qué deberían cambiar o mantener?

 

Es imposible estar de acuerdo con aquellos que escurren el bulto y además intentan mentirnos. Lo que les pediría es que se hagan políticas de ayuda directa e inminente a los refugiados.

 

 

–– ¿Qué podemos hacer los ciudadanos para cambiar lo que está pasando, para influir en ello? ¿o no podemos hacer nada, solo mirar?

 

Por supuesto que podemos hacer algo, siempre se puede hacer algo. Debemos manifestarnos, protestar, realizar acciones solidarias como la iniciativa de esa maestra Canarias que, junto a sus alumnos de primaria, recogió mantas para los refugiados.

 

 

–– Algunas –o muchas– personas piensan que los refugiados son una amenaza (quitan trabajo, provocan inseguridad en la calle, tienen una cultura o una religión diferente...). ¿Qué te parece a ti?

 

Las guerras no han sido provocadas por ellos, sino por intereses creados. Ellos hacen lo que cualquiera de nosotros haríamos, huir y salvar a nuestras familias. Hay miles de niños que vivirán con este trauma y me pregunto, ¿qué haríamos si viésemos a nuestros hijos expuestos a todo este horror?

 

 

–– Nos gustaría que hicieras un comentario a esta afirmación: “A medida que pasan los días y las imágenes se repiten y los acontecimientos dejan de ser una novedad, parece que nos “acostumbramos” a lo que pasa y nos volvemos más insensibles y pasivos ante esta y otras situaciones”.

 

Es cierto. Aunque parezca mentira llegamos a acostumbrarnos, pero no solo porque se repita, sino por la “baja intensidad” con que se transmiten estas noticias. Los atentados de Francia y Bélgica fueron repetidos hasta la saciedad dando toda clase de detalles, aportando muchísimos testimonios, incluso aludiendo al efecto en potenciales víctimas. La situación de los refugiados, excepto por escasos medios, se difunde en una posición alejada de los titulares y con muy poco énfasis, al menos no el que se merece.

 

 

–– Estas personas dejan atrás su pueblo, su casa y parten huyendo de una situación difícil en busca de un futuro. No es un viaje de placer. Tal vez tú viviste esta experiencia y tomaste un día la decisión de abandonar tu pueblo en busca de un futuro mejor en otro país o en la ciudad. ¿Puedes comentarnos algo? ¿te sientes identificado con su situación?

 

Soy consciente de lo que es vivir en otro país y dejar atrás tus orígenes, tu pasado, tu familia... Es durísimo. La mayoría de inmigrantes que he conocido en Estados Unidos padecen de tristeza y nostalgia persistente, y hasta ahora no he conocido a nadie que abandone su país y se instale en otro por placer cuando busca un sustento para él y su familia.

 

 

–– Hay un problema de acogida o, dicho con una palabra más nuestra, de hospitalidad. Los europeos les negamos un techo, una taza de caldo o un pupitre para sus hijos por razones políticas, económicas, electorales... ¿Estarías dis- puesta a participar en una iniciativa que dijera, por ejemplo: “Ven a mi casa: donde comen dos comen tres”? Si quieres decir algo más que sí o no, encantados.

 

No es cierto que les neguemos nada. Existe muchísima gente con unas ganas tremendas de ayudar. Yo sí estoy dispuesta a dar cobijo y comida y arropar a refugiados y, si puedo elegir, me encantaría que fuese una familia con niños, porque tengo una vocación y trato especial para ellos.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress