Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 26 de septiembre de 2016
DESDE MI BUTACA MENOR

“Captain fantastic”, una magnífica película para reflexionar

Noticia clasificada en: Desde mi butaca menor Nacho Esteban

Nacho Esteban

 

 

Segunda película como director de Matt Ross, actor de reparto en producciones desiguales y discretitas que no termina de encontrar su sitio delante de las cámaras. Pero sí parece haberlo encontrado detrás donde se mueve como pez en el agua, ayudado por un espléndido guión que él mismo firma. Si no hay una buena historia es casi imposible que salga un buen producto. Aquí, la madre del cordero cumple con creces el requisito.

 

Si a todo esto le sumamos un gran reparto, contando con un protagonista en el que se sustenta toda la película, (Vigo Mortensen está portentoso, simplemente maravilloso), sólo faltaría la guinda: un buen montaje, una bonita fotografía y una música apropiada, como es el caso, para encontrarnos ante una maravilla a un paso de la obra maestra.

 

“Captain Fantastic” viene avalada por el prestigioso premio al mejor director de la sección “una cierta mirada”  del festival de Cannes 2016. También tuvo una gran acogida en el último Sundance (el escaparate del cine independiente norteamericano).

 

Ross sabe imprimirle el ritmo y el tono adecuado, dando con las teclas precisas para alternar risas, alegrías, tristezas, llantos, nostalgias y melancolías, sin llegar nunca a desafinar. Sólo, unas pequeñas licencias y algún momento aislado de brocha gorda, impiden que llegue a la maestría. Ben (Vigo Mortensen), padre de familia, su mujer y sus seis hijos se ven obligados, debido a una situación adversa, a abandonar su particular forma de vida de los últimos 10 años en los remotos bosques de norteamérica para volver a vivir en la civilización. A raíz de este hecho, la película se convierte en una  road movie diferente y sugerente, que les permitirá reflexionar sobre su pasado, el presente, y replantearse, tal vez, otro futuro. Es deudora del cine de Wes Anderson y muy indie.

 

El guión funciona maravillosamente como un reloj, certero, dando en la diana, sin perderse en demasiadas florituras, con un punto de destino muy claro, y llevando una adecuada velocidad de crucero durante todo el metraje. El buen hacer de Matt Ross en un guión original con referencias autobiográficas, se manifiesta en no poner en una balanza quién está equivocado y quién acertado.

 

Evita pronunciarse sobre cuál es lo correcto y lo incorrecto, quedándose en un término medio donde nadie tiene la verdad absoluta e invitando a los espectadores a debatir sobre los dos tipos de vida. El que sigue las normas preestablecidas y el que simplemente las cuestiona planteando vivir de otra forma alternativa.

 

“Captain Fantastic” desprende autenticidad, sentimiento y verdad por los cuatro costados. Es creíble en todo momento y logras empatizar con todos y cada uno de los personajes. Dejando a un lado a Mortensen, el resto del reparto cumple con creces su cometido. No se quedan atrás ninguno de los chavales, teniendo especial relevancia para el avance de la historia tres de ellos (el chico mayor, el mediano y una de las chica mayores). Como soberbio está ese pedazo de actor que es Frank Langella, en el papel de abuelo materno.

 

El clímax y el final es sorprendente, de esos que no te esperas. Conmovedor, auténtico, y melancólico, apoyado por una música melosa y muy sentida, pone el broche de oro a una magnífica película que desgraciadamente en taquilla no va a funcionar como fuera deseable.

 

Por último, el filme nos deja una serie de lecturas y reflexiones tales como:

1) Tenemos el derecho a elegir nuestra vida. Como queremos vivirla. A equivocarnos, a tropezar…

2) Igualmente, también somos dueños de nuestra vida y en cierto modo de nuestro destino.

3) La libertad del ser individualmente frente a la colectividad, dejando pensar libremente a las personas por sí solas, sin tener que seguir necesariamente las doctrinas del grupo porque sí.

4) Hay que valorar el esfuerzo y la constancia. Ellas serán el éxito de nuestro aprendizaje. Nadie nos regala nada. Y el amor, la amistad, la comprensión y la escucha nos terminarán de realizar del todo (ser personas completas y auténticas).

 

En cartel en Cines Manhattan, en sesiones de: 17:00 - 20:00 y 22:15 Horas

 

Escrita y dirigida por: Matt Ross. Música: Alex Somers. Fotografía: Stéphane Fontaine. Reparto: Vigo Mortensen, Steve Zahn, Missi Pyle, Hannah Horton y Frank Langella. País: Estados Unidos. Año: 2016. Género: Drama familiar. Duración: 122 minutos. Estreno: 23 de Septiembre.

 

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress