Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Domingo, 13 de noviembre de 2016
TRES ESCENAS Y UNA CONCLUSIÓN

Donnie Darko

Raquel Frías

 

 

Donnie Darko es una película de Richard Kelly, del 2001. Se trata de un thriller psicológico ambientado en 1988. Cuenta la historia de Donnie, un adolescente que tiene visiones sobre un siniestro conejo gigante, llamado Frank, que predice el fin del mundo. Está protagonizada por Jake Gyllenhaal, Maggie Gyllenhaal, Jena Malone y Drew Barrymore. Donnie Darko tuvo un estreno limitado un mes después del atentado a las Torres Gemelas (11 de septiembre de 2001). Pero tras ser llevada a DVD y a VHS, fue presentada en cines y se transformó en una película de culto.

 

Tres escenas y una conclusión

 

 

PRIMERA ESCENA

Todas las criaturas de la tierra mueren solas

 

La ancianita Roberta Sparrow le susurra al oído esta frase a Donnie justo después de que este le salvara de ser atropellada por el coche de su padre. Roberta repite la frase varias veces de vuelta a su casa y a Donnie se le queda grabada en el corazón, convirtiéndose en una de sus obsesiones. Intentando calmar la angustia que le produce pensar en su solitaria muerte, acude a su psiquiatra en busca de ayuda. Donnie se niega a imaginarse a sí mismo expirando su último aliento aislado y necesita creer que Dios va a estar con él cuando llegue el momento, pero es incapaz de sentir a ese ser que lo controla todo.

La religión es un tema espinoso y recurrente en esta película, pero está tratada desde una lente agnóstica. La psiquiatra de Donnie intenta calmar la angustia que perturba a nuestro héroe y también la nuestra, ya que está en la naturaleza del ser humano cuestionarse la existencia de la divinidad, el miedo a la muerte y a lo que hay después. Por eso, el jovencito se siente tan inseguro y temeroso de Dios; por el miedo que le produce desaparecer y que nadie esté a su lado sujetándole la mano.

 

 

 

SEGUNDA ESCENA:

Supongo que algunas personas nacen con la tragedia en la sangre

 

Durante la fiesta de Halloween que Donnie y su hermana dan en su casa, el joven sube con su novia, Gretchen Ross, a la habitación de sus padres, donde ella le cuenta que su madre, antigua víctima de malos tratos, acaba de huir de la ciudad y teme que su padrastro haya podido hacerla daño. Desesperada, Grechen pronuncia la frase “Supongo que algunas personas nacen con la tragedia en la sangre”. Después, Donnie y Gretchen tienen su primera relación sexual.

La historia de amor de los dos jóvenes nace de la cadena de acontecimientos que encarrila toda la película, y de las turbulentas vidas de ambos germina una relación resistente a abusones, pasado, presente, futuro y enfermedades mentales. Para cada uno, el otro es una bocanada de aire fresco, la pieza que falta del rompecabezas. Se encontraron en el momento adecuado y cada uno tenía lo que el otro necesitaba, por eso son tan fuertes juntos, por eso son el eje sobre el que rota la película.

Gretchen habla en la cinta de la historia de su madre, víctima de malos tratos, desaparecida, obligada a cambiar de nombre y a buscar una nueva vida, pero ¿a cuantas personas has conocido que parece que todo lo malo les pasa a ellas? O a sus familias, o les vienen las desgracias de rebote, pero al final les calan hasta los huesos. O peor; ¿nunca has sentido que no eras feliz? Que sí, que has tenido de todo, que eres un afortunado, pero jamás has sentido un abrazo sincero, que a nadie le ha nacido nunca hacerte un regalo o darte una sorpresa. Por supuesto que hay gente que te quiere, y tú lo sabes, pero eso te hace sentirte peor, porque aparte de infeliz eres un desagradecido. Llevar la tragedia en la sangre no es solo que te sucedan desgracias, también es llevarlo dentro, es estar con tus amigos riendo y que de repente a ti se te corte la risa y que de lo único de lo que tengas ganas sea de llorar.

 

 

 

TERCERA ESCENA

Te prometo que algún día todo será mejor para ti

 

Uno de los personajes más característicos de toda la película es la alumna asiática Cherita Chen, que es el objeto de las burlas de sus compañeros debido a su mala pronunciación y a su sobrepeso.

Acercándose al final de la película, Donnie se encuentra con la joven, que lo mira con cara de miedo y huye de él después de escuchar la frase que da nombre a esta escena, “Te prometo que algún día todo será mejor para ti”. En su huida, Cherita deja caer un libro que, al chocar contra el suelo, queda abierto y permite leer el nombre de Donnie Darko escrito con letra bonita y entre corazones.

Que el bullying es una lacra social, eso es innegable. Pero en esta película está representado de una forma tan sutil que casi se me pasa desapercibido al hacer este artículo. Cherita no recibe bullying físico, no tiene golpes sobre su piel,. Vale, es cierto que varios compañeros se meten con su pronunciación, como has leído varias líneas más arriba, pero el verdadero tormento de la joven es el de ser invisible para todo el mundo. Los compañeros la ignoran, sus profesores apenas la tienen en cuenta. Tan solo Donnie se apiada de ella cuando sus amigos se burlan de su acento, y Cherita confunde esa piedad con amor, porque era lo más hermoso que la pasaba en mucho tiempo.

Cherita ha estado sujeta a muchas interpretaciones de los que amamos esta película. Unos dicen que es un ángel de la guarda del protagonista, otros que es el único testigo de todas las subrayas de la película. Yo he decidido darle un enfoque más terrenal y cercano a las aulas, porque ¿cuántas veces hemos visto a alguien jugando solo en el recreo? ¿O sentarse solo en clase y mirar a los lados pidiendo un poco de atención mientras se hundía en su propia timidez? ¿Cuántas veces hemos visto u oído criticar a alguien por ser diferente? ¿Cuántas veces se nos ha desgarrado el alma al ver en las noticias que un niño pequeño ha decidido acabar con su vida para no volver a clase? Muchas ¿verdad?, demasiadas. Pero ahora, ¿qué has hecho o puedes hacer tú para acabar con esta lacra?

 

 

CONCLUSIÓN

No soy fácil de sorprender, me aburro de todo y soy un desastre. Por eso me gusta esta película, por eso es de lo mejor que he visto jamás, porque la he visto tantas veces y oculta tanto misterio que es imposible que me aburra. El cine es magia, con el cine vuelas, aprendes cosas, cambias a cada película que ves y eso es lo bueno que tiene Donnie Darko, que es la vida misma, la parte más cruel, más oscura y más esperpéntica escrita, filmada y proyectada.

De principio a fin es un torrente de emociones. Amor, pero no de los felices para siempre, del amor que une a dos personas destrozadas, que une las dos mitades de un corazón roto con puntadas de confianza. Miedo, a morir, a vivir, a sentir que estás muerto en vida y a perder todo lo que quieres. No perdáis ocasión de ver esta cinta, por lo menos dos veces: una para disfrutar y otra para aprender de ella. Como último consejo, es recomendable verla en versión original y evitar parpadear lo menos posible para asimilar bien toda la información.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress