Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Domingo, 8 de enero de 2017

"Animales nocturnos", tramas trenzadas que te hacen sentir y pensar

Noticia clasificada en: Raquel Frías

Raquel Frías

 

 

Desde que salí del cine de ver “Animales fantásticos”, creía que mi siguiente parada cinematográfica iba a ser “Rogue One”, pero no ha sido así y menos mal. Porque, si no, me hubiese perdido esta auténtica maravilla moderna. Porque sí, así se hace cine. Después de un 2016 sin apenas innovación en un Hollywood que ha decidido alargar sagas eternas, mezclar unos superhéroes con otros superhéroes, estirar sus franquicias y no apostar por guiones e historias originales, nos llega esta joya con el año casi terminado para salir primera en la carrera hacia los Oscar.

 

“Animales nocturnos” es una de las pocas películas que he visto que creo que todos los posibles defectos de tramas sin terminar que pueda tener se convierten en un arma poderosa de la película con la única finalidad de hacer pensar y divagar al espectador. La historia mezcla el presente y el pasado de Susan (Amy Adams) con la subhistoria escrita en el libro de Edward (Jake Gylenhaal) de una forma tan magistral, tan única y tan perfecta, que esta trenza de tramas es la piedra angular de la película. Un montaje de 10 acompañado de una música inquietante y bella y de una fotografía brillante que utiliza los colores como arma capaz de hacer que te mueras de frío o que sientas una horrible angustia.

 

Pero sin duda lo que más me ha gustado de la película ha sido cómo cambia la vida de Susan al recibir el libro de su exmarido y cómo proyecta su antigua vida en la historia. En el pasado, Susan pide a Edward que escriba sobre algo que no sea él mismo, y uno de los mejores puntos de la cinta es la reflexión de cuánto del escritor hay en la obra y cuánto del lector hay también en ella. Porque no olvidemos que Susan vive la historia como si estuviera protagonizada por ellos mismos.

 

Hablemos de actores. Amy Adams hace un papel sobresaliente al que tienes cariño y un poco de manía a la vez, con una gran crisis de identidad y la incapacidad natural de ser feliz. El punto fuerte de la película son sus primeros planos y sus ojazos azules capaces de describir en todo momento cómo se siente.

 

Pero, sin duda, lo mejor de esta película es Jake Gylenhaal con su doble interpretación, ambas increíbles. Admito que Gylenhaal es uno de mis actores favoritos y le tengo un enorme cariño, pues también es el protagonista de una película que me ha cambiado la vida, Donnie Darko (2001). Aun a riesgo de sonar imparcial, he de decir que Gylenhaal está luminoso en la película. Cómo cambia su rostro en los momentos de tensión, cómo se llena de ira, cómo se le ve en el rostro que se le rompe el corazón...: no se me ocurre una elección mejor para este doble personaje.

 

Otra cosa que me ha sorprendido de Gylenhaal y de su personaje es que conocemos a Edward a través de los recuerdos de Susan y de la historia que escribe, creemos que lo sabemos todo de él, hasta que el final de la película nos da un mazazo de realidad tan bestia que es como ver un sueño truncado, como si todo a lo que te dirige la película con cada plano, cada conversación y cada recuerdo, cambiara de dirección y se volviera triste y oscuro. Y espero y deseo con toda mi alma que el próximo 26 de febrero de 2017 el señor Jake Gylenhaal recoja una estatuilla dorada muy emocionado, porque de verdad, por esta película, se lo merece.

 

La verdadera clave de esta maravillosa cinta son los pequeños detalles y como un diminuto spoiler que espero que os sirva para sí vais a ver la peli entenderla mejor. Es muy importante que os quedéis con la dedicatoria del libro y un cuadro de los muchos que aparecen en toda la película. Uno de ellos, no os voy a decir cual, eso lo adivináis vosotros.

 

“Animales nocturnos” me ha dejado sin palabras. Hace horas que he visto la película y sigo dándole vueltas a todos los pequeños detalles. Sé que la próxima vez que la vea me va a gustar más y más y sé que va a ganar con el tiempo en fama y en fans.

 

 

Sinopsis


Susan Morro (Amy Adams) es una galerista de Los Ángeles, con una vida privilegiada, casada con Hutton Morro (Armie Hammer), su segundo marido. Un fin de semana, mientras su marido está en uno de sus demasiado frecuentes viajes de negocios, Susan recibe un paquete en el buzón. El paquete contiene la primera novela de su exmarido, Edward Sheffield (Jake Gyllenhaal), del que lleva años sin tener noticias. Como ella siempre fue su mejor crítica, le pide en una nota que lea la novela y que se ponga en contacto con él, ya que se quedará unos días en la ciudad. Susan acepta y se sumerge en la narración. La novela la atrapa de tal manera que se da cuenta de que a su vida le falta algo y empieza a revivir su pasado y cuestionarse su futuro.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress