Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 3 de febrero de 2017

Los vecinos de Pilarica contestan la carta que hace unos día les envió Manuel Saravia, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid

El pasado 28 de enero, Manuel Saravia, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid, hizo pública una carta dirigida a todos los vecinos de Pilarica en la lamentaba y hacía suya la situación en la que se encuentran y se emplazaba a seguir trabajando para que la solución acordada llegue cuanto antes. Ahora son los vecinos, a través de su Asociación, quienes contestan a sus palabras.

Carta de la Asociación de Vecinos Pilarica a Manuel Saravia, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid

 

Al Concejal de Urbanismo Manuel Saravia.

 


Agradecemos muy sinceramente tu carta del pasado viernes.

 


Las cosas no están ocurriendo como idealmente habíamos soñado, pero seguimos con los pies en el suelo. Tenemos que decir que hemos sentido tu presencia cercana, humana, durante todo este conflicto que cada fecha que pasa suma 24 horas más de aislamiento para Pilarica y sus habitantes.

 


Las reuniones de despacho, las asambleas en la Plaza de Rafael Cano y los encuentros personales son testigos de esa proximidad tuya hacia las personas que residimos en la zona cero del conflicto. Ha habido algún elogio. Pocos. Somos conscientes de que han predominado las críticas y el “choque de trenes”. Dar la cara en semejantes circunstancias y ofrecer la verdad engrandece la estatura moral y política de quien así obra. Vaya nuestro reconocimiento por esa actitud.

 


Los vecinos de Pilarica seguimos manteniendo nuestra lucha y nuestras reivindicaciones. No hay posibilidad de rendirse cuando luchamos por la dignidad. Confiamos que esta tenacidad sirva para derribar tapias y superar las trabas administrativas y políticas que entorpecen la felicidad de los ciudadanos.

 


Si esta lucha es compartida, y creemos que lo es, sólo puede tener un final: conseguir los objetivos tanto tiempo perseguidos.

 


Gracias de nuevo.

 


Fdo: La Junta Directiva de la Asociación de Vecinos Pilarica

 

 

 

Carta de Manuel Saravia, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid, a los vecinos del barrio Pilarica

 

Hay dos asuntos que me quitan el sueño. Uno relacionado con el 29 de octubre. Otro con las obras de Pilarica. En ambos casos, no por actuaciones improcedentes, sino por el retraso en llevar a cabo los proyectos.

 


A pesar de la intención clarísima sobre cómo actuar, y de la dotación presupuestaria suficiente (es decir, de haber adoptado las decisiones políticas fundamentales), la máquina administrativa ha retrasado hasta términos inconcebibles el inicio de las obras.

 


Por las enormes ganas de solucionar los temas cuanto antes, he ido hablando desde el principio de unos plazos que luego se han ido incumpliendo de forma contundente. Y van ya, en el caso de Pilarica, esos 500 días desde el cierre del paso a nivel que, lógicamente, tienen disgustadísimo al vecindario.

 


Es cierto que el problema no lo hemos creado nosotros. El paso se cerró cuando lo decidió el Gobierno de España por sus propios intereses electorales, sin haber dejado resuelta la conexión entre ambos lados de la vía.

 


En la Concejalía de Urbanismo, de acuerdo con la asociación vecinal, diseñamos el anteproyecto de la plaza de Rafael Cano bajo las vías, pero al redactar el proyecto de ejecución, por las dificultades específicas (para garantizar que los trenes puedan pasar soterrados debajo de la cimentación de la nueva plaza) ha habido que contratarlo fuera. Y esto ha sido causa de nuevos retrasos.

 


Estamos a punto de adjudicarlo, pero el paso a nivel lleva, es cierto, 500 días cerrado.

 


He pecado de optimista, es obvio. Y me responsabilizo de ello. Pero he estado en el barrio cuantas veces me lo han reclamado. Lo he explicado.

 


Creo que tienen razón en su enfado, pero creo también que estamos muy cerca de solucionarlo. Sin plazos, pero con decisión: lo antes posible.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress