Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 5 de abril de 2017
Una cooperativa de ayuda vecinal

Entrevecinos, apoyo laboral en Barrio España

Noticia clasificada en: Héctor León

El Barrio España cuenta con Entrevecinos, una cooperativa de servicios integrales creada en 2011. Desde aquí se pretende ofrecer inserción socio laboral a todos aquellos vecinos que se encuentren en situación de desempleo y en riesgo de exclusión.

Héctor León

 

 

 

Entrevecinos es una asociación y cooperativa de trabajo que se localiza en el Barrio España y está impulsada por la Asociación Vecinal Unión Esgueva, que se encarga de realizar orientación socio laboral de forma personalizada a los asistentes una vez a la semana. Consiste en unas tutorías de entre media y tres cuartos de hora, en las cuáles conocen los problemas que pueda tener esa persona interesada. Bien porque no sabe cómo redactar un currículum o una carta de presentación o porque no sabe cómo y dónde formarse para conseguir trabajo, entre otros, puesto que cada usuario tiene unas aptitudes, unas dificultades y una situación personal diferente. Pero la meta para todos y para los integrantes de la cooperativa es la misma; “conseguir un trabajo digno a aquellas personas a las que la crisis a golpeado más duramente” como bien dicen en su página web, que dispone de muchísima información acerca de los servicios que disponen: gestoría, rehabilitación y reformas, ayuda a domicilio, etc.

 

También contribuyen a que estas personas tengan cierta estabilidad emocional, como cuenta Irene Cordovilla, educadora social de Entrevecinos: "Hay veces que la persona no es capaz de concentrarse o tiene algo que le preocupa y ese día lo dedicas más a hablar con ella, para que se desahogue y que suelte esos sentimientos que tiene dentro, ya que también hay que escucharles porque tienen una situación difícil".

 

Los ciclos en los que ayudan a la gente que tiene una situación económica inestable duran de cuatro a seis meses. En ellos también intentan mejorar y mantener un nivel adecuado a sus necesidades, sin que les llegue a faltar nada. Como explica Irene, no todas las personas que requieren de sus servicios son jóvenes y están desempleadas: "Suelen ser familias que están en situación de desempleo. Antes, el 100% de los casos eran personas que se encontraban en paro; ahora, algunas tienen trabajo, pero son unos trabajos tan precarios que con el sueldo que tienen, no llegan a fin de mes. Además, también viene mucha gente, entre 45 y 55 años, que ha estado toda su vida en la misma empresa, les han echado y no consiguen encontrar otro trabajo".

 

 

Las iniciativas de Entrevecinos

 

Por otro lado, con el acercamiento a las tutorías que realizan los voluntarios semanalmente, existe la oportunidad de ir a la despensa solidaria. Se trata de una iniciativa de Entrevecinos que suministra productos alimenticios y de higiene. "La despensa solidaria se abre una vez a la semana: los jueves de 10:30 a 12:00. Pueden venir a comprar y se les despacha como una tienda. Manolo es el tendero, Óscar está en el ordenador porque cada usuario tiene su ficha y también tenemos una base de datos general en la que se apunta todo lo que nos dona la gente y Cruz Roja y también se anota qué coge cada persona. Además, están Cristina y Marisa para hacer inventario", cuenta Irene. Esta dispone de una moneda propia que ofrecen ellos mismos llamada "vecino" y que se entrega a este grupo de vecinos determinado según su situación económica. Además, también dependen sus circunstancias, ya que cada uno tiene una distinta. 

 

Además, en Barrio España existe {entre} LÍNEAS, una biblioteca libre de uso que, al margen de prestar y recoger libros, también organiza diversas actividades culturales. Esta iniciativa nace de Entrevecinos. Esta cooperativa que surge “en Barcelona en el año 2000 aproximadamente. Conocimos el proyecto gracias a la Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales y la Federación de Asociaciones de Vecinos Antonio Machado de Valladolid y quisimos trasladarlo al Barrio España. Vinieron a dar un curso en plan voluntariado para explicarnos como funcionaba Entrevecinos allí y mucha de la gente de la Asociación Vecinal Unión Esgueva fuimos a ese curso. Les mirábamos como si estuvieran locos, porque eso iba a ser imposible hacerlo con el alcalde que teníamos antes. Pero se empezó y se puso la sede aquí en Barrio España; al poco la Federación ya no se pudo hacer cargo por falta de dinero y fue entonces cuando lo cogió Unión Esgueva y es por lo que a día de hoy el proyecto continúa, ya que si no, al no mantenerlo mediante la Federación, hubiera desaparecido", explica Irene.

 

Entrevecinos tiene su historia y lleva un gran recorrido detrás de las personas a las que han podido ayudar. Aunque en esta cooperativa se centran en intentar solucionar la situación de las personas con mayores problemas económicos, la despensa se encuentra en un segundo plano. No obstante, si no asistes a las jornadas de orientación que ellos realizan semanalmente de manera personalizada, no tienes oportunidad de acudir a la compra de los alimentos y demás bienes que ellos obtienen de las donaciones. Esto también acarrea algunas dificultades como, por ejemplo, que desde que cerró Lauki, tienen problemas para conseguir bricks de leche para poder dárselos a aquellas personas que se esfuerzan por labrar su futuro hacia algo mejor. De este modo, si existe el interés en colaborar con ellos y en la donación, consultad la lista de alimentos necesarios y, dentro de ellos, intentad incluir leche puesto que, por el momento, aún no han conseguido ningún convenio con ninguna otra empresa lechera.

 

Finalmente, y como opinión personal, me gustaría apuntar que la impresión y sensaciones que me llevé con las personas que participan en el proyecto de Entrevecinos, me dejó impresionado e inevitablemente, con una sonrisa en la cara. Soy una persona cuyo sueño es que en algún sitio, puede haber "héroes" que ayuden a los más necesitados a tener una vida más tranquila, feliz y estable. Y pese a que, a medida que pasan los días, veo que personas así no abundan, Irene y los voluntarios de Entrevecinos me han hecho ver, que aunque no lleven capa ni los calzoncillos por fuera de los pantalones, son personas que dan todo de sí mismos para hacer de este un mundo mejor. Un mundo en el que todos tengamos como mínimo una oportunidad para poder medios con los que trabajarnos un futuro brillante y digno.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress