Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 18 de abril de 2017
Taller culinario en el Francisco Pino

Experimentar con la cocina

Los niños y niñas del colegio Francisco Pino disfrutaron de un premio culinario gracias a su participación en el II Festival Solidario de Tarjetas de Navidad organizado por la Fundación Segundo y Santiago Montes y la Asociación Comercial Torrecilla. Javier Cabrera, del café-bar Astrolabio fue el encargado de enseñar a los pequeños nuevas recetas que luego disfrutaron comiendo.

Isaac Macho

 

 

 

Alumnos de los colegios públicos Francisco Pino (Parquesol) y Gabriel y Galán (La Pilarica) han participado en una experiencia singular. Han tenido la oportunidad de asistir en sus propios centros a varios talleres de cocina. Durante unas horas disfrutaron entre fogones y aprendieron a preparar y degustar nuevos sabores como un pincho vegetal, una brocheta de rollitos de jamón york, una pizza, unas rosquillas o palmera salada de hojaldre. Al frente de estas sugestivas clases prácticas estuvieron Javier Cabrera del café-bar Astrolabio y Paloma Arranz, jefa de cocina del restaurante Puerto Chico.

 

En el colegio Francisco Pino, de Parquesol, cuarenta chicos de 8 años pasaron, en dos turnos, por el taller de cocina impartido por Javier Cabrera, del café-bar Astrolabio, quien el pasado año resultó ganador del Concurso Provincial de Pinchos Infantil con su pincho “mini chef”. Al tratarse de una tapa fría, les presentó un sándwich vegetal “hecho a nuestra manera”, y una brocheta de rollitos de jamón york y queso empanados con polvo de quicos, que lleva una base de mermelada de tomate rematada con mayonesa de lechuga.

 

Los pequeños escolares disfrutaron tanto que algunos de ellos pedían, en alta voz, la concesión de alguna estrella Michelín para Javier y alguno hasta le otorgaba “tres” laureles mientras le abrazaban agradecidos. La iniciativa aprovechará todo el sentido pedagógico, según el cocinero, siempre que “los niños sean capaces de elaborar el pincho ellos mismos porque les encanta experimentar todo el proceso”. Javier que imparte clases de cocina en el colegio San José a escolares entre 5 y 11 años recuerda, al respecto de los chavales que acuden al taller, la frase que le dijo un día un padre sobre la actitud de su hijo en casa tras pasar por uno de sus talleres: “no sé si habrá aprendido a cocinar, pero lo que sí sé es que ha aprendido a comer”. También de eso se trata.

 

Los talleres son la prolongación del II Festival Solidario de Tarjetas de Navidad que concedió el premio a la Multiculturalidad al Ceip Gabriel y Galán y que le concedió también un galardón al colegio  Francisco Pino por su alta participación de trabajos en el certamen. El Festival estaba organizado por la Fundación Segundo y Santiago Montes, la Asociación Comercial Torrecilla y en el que también ha participado la publicación Palabras Menores.

 

* Fotografías de Juanjo Hermoso.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress