Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 8 de mayo de 2017
Concentración en Fuente Dorada

Varios colectivos vallisoletanos se unen contra la transfobia

Noticia clasificada en: Zero

IES DELICIAS

 

Zero

 

 

 

En fechas pasadas se convocó una concentración contra la transfobia en la plaza Fuente Dorada. Poca gente acudió a este acto, probablemente debido a la escasa difusión de la convocatoria en los medios. Puede que también esta ausencia de un mayor apoyo se deba a dos factores: por una parte, la falta de solidaridad con el colectivo por parte de las personas que no forman parte de él, y por tanto no tienen que verse enfrentados a ninguna de las vejaciones y agresiones que estas personas sufren casi a diario. Por otra, el miedo a que las personas, en especial LGTB+, pueden tener a mostrar públicamente su apoyo a las víctimas de la LGTB+fobia.

 

Miembros de las dos asociaciones que organizaban esta reunión, ATC Rainbow y Valladolid Diversa, leyeron un manifiesto que habían elaborado en el que, entre otras cosas, se pedía que el ayuntamiento de Valladolid no dejase bajo ningún concepto entrar en la ciudad al autobús tránsfobo de Hazte Oír, quienes como ya debe conocerse, promueven todo tipo de propaganda contra el colectivo haciéndo alusión a una libertad de expresión, que no es sino una barata excusa para tratar de oprimir que para ellos son diferentes.

 

Por otra parte, pidieron algo que las asociaciones LGTB+ llevan reclamando desde hace bastante tiempo: la despatologización de la transexualidad. Este proceso ya se ha realizado en otros países, sin embargo, en España a día de hoy se sigue luchando por ello. Se reclama el derecho a que la transexualidad deje de ser considerada un trastorno que debe ser tratado por un especialista, y que de este deje de depender la posibilidad de la persona de cambiar en la documentación el género que realmente le corresponde. Otro punto del que muchas veces depende esta posibilidad es el sometimiento de la persona a una operación que, en la mayoría de las ocasiones, supone un gran peligro.

 

Pero de momento el colectivo deberá seguir alzando la voz para que nuestro país pueda escucharlo, para dejar de ser selectivo y empiece de una vez a defender los derechos de todas las personas.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress