Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 30 de mayo de 2017
Carta al presidente de los Estados Unidos

Carta a Trump

Noticia clasificada en: Alfil Negro

Alfil Negro

 

 

 

Estimado señor Trump,

 

Soy un niño de once años que vive en una remota región de Europa cercana a los Pirineos y bañada por el mar Cantábrico. Aquí vive la etnia más antigua de Europa y no se sabe de dónde viene su idioma. Le cuento esto para que sepa que estoy muy puesto en rollos de nacionalismos.

 

Sé que usted es muy inteligente, pues un tonto no llega a la Casa Blanca. Pero no olvide la historia de Norteamérica, no la bonita del hombre que llegó a la Luna, sino ¿qué pasó con los indios? Sí, con los siux, los navajos, los cherokees, ¿qué ocurrió?; no acabaron en un muro imaginario, recluidos en reservas, y el cine los pintó como los malos de la película.

 

Mire señor Trump, la historia siempre la cuentan los ganadores. Pero, ¿no añora Europa?, y especialmente la bella y verde Escocia, porque su flamante tupé zanahoria me recuerda al de los jugadores de rugby del Seis Naciones.

 

Bueno, señor Trump tengo que dejarle. Espero que le llegue esta carta. Tranquilo, no lleva esporas de antrax, no soy tan malo. Lamentablemente no podré ir a su país. Me hubiera gustado subir las escaleras que subió Rocky Balboa en Philadelphia y dar el salto con el puño arriba. Si quiere, echamos una partida de ajedrez por Internet. Claro, le cederé las blancas, cómo no.

 

Bueno Donald, cuídese y sea bueno.

 

Agur,

 

Alfil Negro

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress