Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 2 de junio de 2017
Esta tarde a partir de las 20 horas

Presentación del libro “La luz impronunciable” en la Fundación Montes

¿Ya tienes planes para hoy? El escritor, editor y traductor mejicano Ernesto Kavi presenta esta tarde a las 20 horas su primer libro de poemas “La luz impronunciable” en la Fundación Segundo y Santiago Montes en un acto presentado por la escritora Esperanza Ortega.

 

Se trata de la ópera prima de Kavi, un libro corto de apenas 126 páginas, que, de acuerdo a las críticas recibidas, ofrece una obra sorprendente por su madurez, una voz que “parece brillar en la hoguera en que crepitan las palabras”.

 

En opinión del autor, aunque “La luz impronunciable” pudiera parecer un libro pesimista, “quizá en la primera parte, justo a la mitad del libro hay una fractura, una cicatriz, que marca otro tiempo y otro tono en el poema. Es la cicatriz de la reconciliación; la reconciliación del hombre consigo mismo y con el mundo. Esa cicatriz es la poesía”.

 

Ernesto Kavi justifica el título del libro al señalar que no puede vivir sin luz: “mi mundo está poblado de ella, está en todas partes”, aunque reconoce que “el exceso de luz también puede ser muy doloroso y, muchas veces, semejante a la oscuridad, porque nos ciega”, afirma.

 

Respecto a si hay más luces o sombras en la existencia, el escritor mejicano considera que hay seres humanos que son más sensibles a la sombra, “la mayoría”, que a la luz, si bien “no podemos decidir si somos luz o sombra”. Concluye su forma de pensar sobre el tema con estas palabras: “creo que hay fuerzas más poderosas que nosotros, fuerzas que antes se llamaban dioses, y que nos marcan uno u otro camino”. 

 

Para Kavi, las generaciones actuales, desde treinta años a esta parte, “han dejado de creer en las utopías y, por tanto, han dejado de tener esperanza”. Esa es la razón, dice, de que el mundo parezca cada vez más encerrado en su propia fatalidad, y no ofrezca “ninguna respuesta, ni a la miseria física ni a la miseria espiritual”.

 

En esa situación de incertidumbre, indica, una de las tareas del poeta es llevar la esperanza. “Mostrarnos el camino hacia ella, mostrarnos que la imaginación es más poderosa que el caos y que se abre camino, contra todo y contra todos.  Un poeta nunca puede dejar de tener esperanza, porque la esperanza está en las palabras.  Si eso ocurre, no se acabará el mundo, pero se acabarán los poetas. Y eso sería como si una parte del alma de todos nosotros muriera, con los poetas y con la esperanza. El mundo quedaría mudo”, asegura. 

 

 

Información sobre el autor

 

Ernesto Kavi nació en la Ciudad de México en 1981. A la edad de veinte años dejó México y, desde entonces, ha vivido en diversas ciudades de Europa (Florencia, Venecia, Salamanca, Barcelona, Budapest, Viena y París), donde ha hecho estudios de Literatura, Filosofía e Historia del Arte. Es fundador y editor de la editorial Sexto Piso. Ha sido también editor de la revista Critique, fundada por Georges Bataille y traductor de Baudelaire, Leopardi, Campana, Bonnefoy, Agamben, Quignard, entre otros.

 

Profesor invitado en l'École des Hautes Études en Sciences Sociales, en la Universidad de la Sorbona (París 3 y París 4) y en la Universidad de París 8, ha dictado conferencias en diversas universidades de Europa. La luz impronunciable es su primer libro de poemas.  

 

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress