Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 21 de junio de 2017
Historias de mi historia

La runa y otros cuentos

Alberto García

 

 

 

Un cuentro sobre valores casi perdidos.

 

 

LA RUNA

 

El pasado es el origen

La runa nació una noche bajo el hechizo de la luna, en un túmulo de algún lugar de la cultura celta, de la mano de los maestros duridas que la acuñaron en cierto ritual mística. Cerca del roble mágico  de sus efluvios, sobre la pierdra bañada por la lluvia de aquellos lugares. Allí permaneció por los siglos, a salvo del fuego y de otros enemigos, conservada en la música de las hadas, la protección de los duendes y la misma magia de los druidas que la crearon.

 

El presente es como el aire

Aquella mañana me encontraba paseando por los cuidados jardines de las colinas de Castletroy cuando, entre las flores, vi aquella maravilla creada por los hombres de la protohistoria. No me pareció, en contra de lo que puedan pensar, un fenómeno aislado ni demasiado extraordinario en un principio, pues es, perfectamente considerable para el irlandés, el equilibrio que en su tierra existe entre el pasado y el presente.

 

El futuro nunca muere

Ahora soy un anciano, me dispongo a enfrentarme al hecho del más allá de una manera tranquila y apacible. Si me preguntan que si tengo algún secreto para que mi quietud mental ante la trascendencia sea tal, les puedo decir que el orden lógico de las cosas así me ha enseñado a disponer de mi tiempo. Les desvelaré un misterio; y es que la música de aquella vieja runa venía a traducirse como lo siguiente: lo único muerto es la muerte, nada muere en sí... el futuro nunca muere.

 

 

APOCALIPSIS

Érase una vez en el tiempo, un hombre solo. Caminó en busca de su maná sonriendo, pues se sabía ganador.

 

 

EL DIAMANTE NEGRO

Hay un lugar y un momento en la vida de todos, donde se extraen diamantes de grandísima pureza. Tanto es su valor, que si pierdes uno de estos, te arruinarás para siempre.

 

 

EL CANTO DEL CISNE

El cisne se derritió lentamente al sol. Esto ocurrió debido a que aquel cisne no era como los demás; aquel estaba hecho de hielo.

 

 

 

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress