Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 23 de junio de 2017
Preguntas sin respuesta

Mis preguntas

Noticia clasificada en: El Gallén

El Gallén

 

 

 

Toda mi vida me he preguntado por qué me enviaron a vivir con una familia que no era nada mío cuando era niño.
Otra de mis preguntas es, después de enviarme a vivir con esa familia con la cual hice vínculos tan fuertes, ¿por qué me hicieron irme a vivir de nuevo con mi familia biológica alterando una realidad que ya tenía implantada en mi vida?


Después pasé a preguntarme si mi mamá no me quería por haberme enviado a vivir lejos.


Mas tarde me pregunté si mi hermano no me quería, por qué me pegaba y se aprovechaba de su tamaño.


A diario me preguntaba si mi mamá y mi papá adoptivos no me querían o si me habían castigado por algo que había hecho mal.


Después empecé a portarme mal para ver si me enviaban de nuevo a Venezuela y, viendo que no pasaba nada, comencé a preguntarme si me querían y por qué les daba igual.


Luego, cuando mi mamá se fue a Venezuela, me preguntaba por qué no me llevaba con ella, por qué me dejaba.
Posteriormente, me empecé a preguntar por qué mi mamá me había hecho ir a Colombia, si era su decisión o se lo habían pedido mis tíos. Si lo decidió ella, ¿por qué me dejaba en Colombia otra vez?


Después me empecé a preguntar, gracias a un comentario de mi papá, que si yo me hubiera quedado en Venezuela sería ingeniero como mi hermano o arquitecto como mi hermana. O quizá hubiese sido abogado como yo mismo lo decía cuando era niño.


También me pregunto cuál hubiera sido mi realidad si mi padre biológico no hubiera fallecido y aún viviera.


Cómo habría sido recibir un abrazo de mi padre. ¿Sería un buen padre como yo lo imaginaba?


Qué hubiera pasado si el vecino no nos hubiese sacado a mi hermano y a mí del incendio ese día de abril.


Por qué nunca he podido quitarme el vacío que tengo en mi corazón por haber tenido un papá y perderlo de un momento a otro sin una explicación entendible y aceptable para mí.


Otra pregunta es ¿por qué me dejé llevar por las amistades y la avaricia y dejé que mis malas decisiones me trajeran aquí?


Ahora me pregunto si ya es demasiado tarde para cumplir mi sueño de ser profesional.


Me pregunto qué me espera al salir de aquí.
Me pregunto hasta cuando voy a estar aquí.


Me pregunto cómo va a repercutir en mi futuro mi estancia en prisión

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress