Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sara Lázaro
Martes, 27 de junio de 2017
CIERRE DE CURSO EN GABRIEL Y GALÁN

Vivir como las flores

Noticia clasificada en: Sara Lázaro

El pasado jueves tuvo lugar la última de las sesiones que compartimos con el alumnado del Gabriel y Galán en este curso académico. Hablamos de proverbios chinos, valoramos el trascurso de estos meses y nos despedimos con mucho afecto.

Sara Lázaro

 

 

 

 

(...) Pueden pasar a su lado cientos… miles… Algunos ni siquiera se percatarán de su existencia. Otros no encontrarán en ella nada singular que la haga resaltar del paisaje que la contiene. …Habrá quienes pensarán que sólo es una flor más. Tal vez aparezcan los que le dedican un par de miradas atraídos por sus colores y seguirán su camino… pero la flor, haya ojos o no a su alrededor que la vean seguirá siendo flor...

 

- Es bonito, pero un poco raro...

- Vamos a volverlo a leer, pero esta vez todas las veces que nos encontremos la palabra “flor” en vez de “flor” vamos a decir “persona”, a ver qué tal queda (…)

- ¡Qué bonito, ahora se entiende mucho mejor!

 

¿Y como viven las flores? Pues según un proverbio chino un maestro le decía a su discípulo que las flores eran capaces de extraer de la tierra, incluso del abono maloliente, todo aquello que les servía y beneficiaba y lo transformaban en frescura de sus pétalos.

 

- Oxígeno, sales minerales...

- Sí, todo eso también es muy importante.

 

Para hablar de cosas del interior a veces utilizamos metáforas, que se utilizan mucho en poesía y en filosofía, y es porque las palabras solas se nos quedan un poco cortas o no somos capaces de encontrarlas y entonces las metáforas nos sirven de apoyo.

 

Parece que habíamos acabado con las flores, cuando al terminar la sesión ¡flores de regalo! Flores que escriben, y flores en un corazón. Nos pusimos de acuerdo, sin saberlo.

 

Y entre flores, metáforas y abrazos nos despedimos el alumnado, las maestras y yo, esperando un “hasta pronto”.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress