Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 21 de julio de 2017
El día después

Autoconocimiento y autoevaluación

El primer taller del proyecto El día después comenzó el 15 de febrero de 2017. Iniciamos un primer taller de autoconocimiento y autoevaluación para que los internos del Módulo UTE del centro penitenciario La Moraleja comenzaran a reconocer sus capacidades personales y laborales, mejoraran sus expectativas profesionales, y así también favorecer las relaciones interpersonales del grupo.

 

Para ello, las alumnas del CFGS de Integración Social del Centro Gregorio Fernández prepararon dos dinámicas grupales:

 

  • Bombardeo positivo: que consistió en realizar un análisis individual de las habilidades y cualidades personales y laborales que tenía cada uno de los internos. Para ello, las alumnas simularon una "tienda", en la que los internos podían comprar aquellas cualidades que tenían, para posteriormente hacer una reflexión en voz alta de por qué habían elegido una cualidad y no otra. Las habilidades y cualidades estaban representadas por tarjetas con diferentes adjetivos, todos positivos. Con cada auto-presentación el resto de internos podían reforzar al compañero e incluso apuntar más cualidades positivas que pensaban que éste  tenía.  

 

  • Árbol de las capacidades personales y laborales: a través de una ficha con el dibujo de un árbol se trabajó el pasado, presente y futuro de la historia laboral de cada interno, así como sus capacidades personales y profesionales en esta línea del tiempo. Las raíces representaban el pasado, el tronco el presente y las hojas de los árboles el futuro. De este modo, cuando cada participante había apuntado en cada parte, alguna de sus capacidades y experiencias pasadas, presentes y expectativas futuras, lo ponían en común y las apuntaban en un árbol más grande, construyendo así, entre todos, un árbol del pasado, presente y futuro del grupo.

 

Tras estas dinámicas y para finalizar la sesión se les propuso una primera tarea que nos pareció muy importante para que dedicaran más tiempo a reflexionar sobre sus recursos personales y sociales con los que contaban y para conocer tanto los trabajos o actividades que habían desarrollado como los que querían realizar a su salida de prisión y así, tener toda esa información para poder ir preparando y adecuando los siguientes talleres a sus expectativas. Para la tarea se utilizó también la imagen del árbol junto a un guión que se les entregó.  

 

A continuación se presentan los textos preparados por los internos tras el final de la primera sesión:

 

 

EXPECTATIVAS PROFESIONALES

 

Bernardo

 

Por falta de estudios y ganas de un trabajo, estoy seguro, que he desperdiciado algún trabajo importante en el sentido de la economía, como es yesista o mecánico.

En Barcelona, me saqué el diploma de mecánico, he trabajado en el Centro penitenciario de Puerto I Cádiz, en enfermería ya que me saque en Puerto I  el diploma de prevención de suicidios. Sé trabajar de albañilería ya que se me hace un trabajo fácil, porque aprendí viendo a personas y es un trabajo bastante sencillo.

En la actualidad me gustaría trabajar de mecánico, yesista o albañilería. Sin ignorar que sería posible otro trabajo si lo practico.

Muchas gracias.

 

 

Carlos

 

Las raíces:

He trabajado, en la construcción, en una fábrica de pan, en un taller de mecánica de precisión, en una fábrica de pastillas de frenos, de repartidor para El Corte Ingles, y en una lavandería industrial, con todos estos trabajos he aprendido:

Mi tronco:

He aprendido a ser trabajador, a ser constante, puntual, responsable. Que hay que esforzarse para conservar el empleo, a ser más tolerante, a aceptar críticas, a pedir ayuda si la necesitaba.

Mis ramas:

Me gustaría ser trabajador social o educador social, esto conlleva sacarme unos estudios, y en ello estoy.

Mis habilidades son: asertivo, empatizo fácilmente, aprendo muy rápido, soy observador, soy optimista, realista, tengo ganas de aprender siempre, soy trabajador, puntual, responsable.

Poseo dos cursos de habilidades sociales, un curso de solador y alicatador, poseo otro curso de electricista. Pero lo que más poseo es experiencia en la vida, en el lado oscuro de ella y en el lado iluminado, sé que tengo muchas cualidades para desarrollar el trabajo que en un futuro me gustaría hacer. El inconveniente es que no poseo estudios, solo EGB o graduado escolar, pero tengo mucha experiencia en la vida para desarrollar el trabajo que me gustaría hacer en un futuro. Si no pudiese sacarme los estudios, me gustaría poder realizar algún trabajo relacionado con el adiestramiento de perros. También tengo inquietudes como la mecánica de automóviles y motores. Me gusta ayudar a los demás en lo que pueda que creo que es otra cualidad que poseo, si fuera rico, seria voluntario para cualquier ONG.

También me gustaría poderme sacar algún título de masajista deportivo, quiromasajista y masajista relajante. Esto último siempre serviría para trabajar por mi cuenta y adaptar mis horarios a otras responsabilidades.

 

 

Cristian

 

Buenas, me llamo Cristian Villaverde y mis habilidades son las siguientes: tengo un curso de fontanería y otro de electricista, los hice en La Salle Managua. Me dieron un certificado en cada curso, tuve que hacer prácticas y me fue muy bien, era bastante mañoso y no me importaría trabajar en ello. Tengo otro curso de “mozo de almacén y carretillero”, este era del paro y al igual que los otros con prácticas y un certificado, en eso estoy formado y puedo trabajar en ello, tengo formación.

Y trabajar solo he trabajado de camarero en dos locales con contrato y eso, estas son mis habilidades para trabajar, cuando salga de aquí me gustaría formarme en la mecánica de coches para poder trabajar en ello, ya que es lo que me motiva y entiendo de ello ya que estuve trabajando meses en una casa baja en la cochera. Era un “taller” clandestino y lo que aprendí en la calle y demás.

Ahí he relatado mis habilidades y en lo que me gustaría trabajar.

 

 

David

 

Hola, me llamo David y tengo 38 años, soy natural de Bilbao, donde he residido desde siempre, he de mencionar que aún me quedan ocho años para poder tener una vida normal, por lo cual espero que comprendan que el principal interés es instruirme a forma de complementar lo ejercido o estudiado, y como no, restablecer o poner al día otras cuestiones.

Asimismo he de dar constancia de los oficios ejercidos:

Diez años de autónomo del transporte, titulado ejerciendo dos años con vehículo rígido con PMA 12 TN. Haciendo reparto, y ocho años con vehículo tráiler, ambos en ámbito nacional 42 TN de PMA.

Menos de un año en la labor de comercial, vendiendo un paquete en el cual se incluía tienda virtual, mantenimiento a Pymes, en la versión de “Puerta cerrada” trabajo del cual me siento orgulloso ya que representa multitud de adversidades tanto en el modo, como por el producto.

He de hacer mención a trabajos de fontanería, como ayudante (sin titulación).

Sin olvidar instalaciones eléctricas en viviendas de lo que estoy cualificado con una titulación en F.P.1 y un módulo 2 cursado.

Teniendo todo esto en cuenta y viendo la versatilidad en diversos campos, sopeso en cuestión, varias opciones a las cuales cito. En primer lugar he de hacer un curso de sensibilización al  volante para poder recuperar el carnet de conducir.En segundo lugar premia en virtud de conocimiento Cursos de Gruista, carretillero. El tercer punto que complementa a los dos anteriores citados: un curso de seguridad industrial de lo cual tengo nociones de las tres pero no título.En cuarto lugar correspondiendo a la rama de electricidad y como planteamiento de emprender un nuevo rumbo empresarial: cursos de Domótica que concluyo en explicar que no es más que una fusión de la electricidad y componentes electrónicos y mecánicos.Después y sin duda relevante a dicho proyecto con el fin de tener un mercado más amplio, fontanería y sistemas de aire acondicionado.En sexto lugar como una excepción del 4º y 5º punto, me decantaría por la mecánica industrial de lo que tengo conocimiento, no titulación, y ciertamente condicionado frente al avance mecánico actual ya obsoleto.

He de constatar como persona, que tengo una actitud optimista, con facilidad de palabra, persistente y que se entrega a la labor. Soy entre otras cosas, puntual y compañero. Rechazo instintivamente, la vagancia, la dejadez, falta de higiene, y como antivalor, siendo honesto, destaco es excesivamente confiado.

 

 

El Gallén

 

Cuando tenía 12 años empecé a trabajar en un restaurante, cuando no estaba estudiando. Allí limpiaba cristales, ponía mesas, asaba carne y pollo, allí además de aprender a asar carne, aprendí a obedecer órdenes y a trabajar, pues era un niño. Trabajaba porque quería y lo que ganaba me lo gastaba en caramelos, chocolates y video juegos, hasta que después maduré y dije, bueno a ahorrar para mis cosas, y siempre me compraba buenos móviles, ropa y cosas así. Después de dejar de trabajar allí fui a trabajar con un amigo de mi mamá  en la construcción, con él aprendí a trabajar en equipo y lo importante que es la confianza pues cuando sostienes un cincel con tu mano, debes confiar mucho en que el que sostiene el martillo no va a fallar, porque si desconfías y te mueves, puedes perder hasta los dedos. También aprendí a tomar medidas, a pintar y otras cosas.

Después trabajé con una empresa de seguridad de eventos, allí aprendí a defenderme de un agresor o posible agresor, también aprendí que siempre es mejor usar las palabras que la violencia. Y lo importante de atender bien a la gente, pues si eres portero de una discoteca no debes ser grosero ni abusar de tu puesto.

Más tarde fui a trabajar en una empresa de carrocerías, allí aprendí a manejar herramientas, a pintar con pintura de aceite, a preparar pintura, a lijar madera, a saber hasta dónde apretar un tornillo y muchas otras cosas. Tras de terminar el colegio, me puse en la escuela petrolera a estudiar, allí aprendí mi principal oficio, aprendí todo lo que sé en cuanto a seguridad industrial.

Mientras estudiaba en la escuela petrolera, vivía con una tía, y trabajaba en su fábrica, conduciendo la camioneta, llevaba y traía suministros. Con ella aprendí la importancia de la puntualidad, porque me ponía a hablar con chicas y tardaba en llegar con los suministros y ella me armaba el lío hasta que ya maduré y entendí que si tardaba, los empleados perdían tiempo. Después fui a trabajar en una constructora, allí aprendí a trabajar en equipo y a valorar a la gente por su trabajo, por insignificante que parezca.

También aprendí a manejar Excel y todo el paquete de Office porque mi trabajo me lo exigía. Allí adquirí mucha paciencia porque los empleados a veces eran muy molestos y hablaban de mala manera.

 

 

Fermín

 

Raíces:

Desde chico, he ayudado en la casa a mis padres, en el campo con tareas, cortando leña, en el huerto, etc. Con 13 años empecé a trabajar con un sueldo ya que estudiar no me gustaba, casi siempre he estado ocupado desempeñando diferentes trabajos en el campo, la construcción, la hostelería.

Tronco:

Me gusta hacer bien mi trabajo, sentirme bien cuando acabo la jornada, con lo que he hecho, me gusta la puntualidad.

Asumo bien las sugerencias para mejorar algo.

Ramas:

Me gustaría tener o formar mi empresa, pero no se me da bien dar órdenes.

 

 

Nacho

 

Raíces. Pasado.

Tengo el graduado escolar, y una PCP de mantenimiento, teórico y práctico. Tres meses de cristal y aluminio y cuatro meses de basurero.

Tronco. Presente.

Hacer un curso de socorrista o monitor deportivo de gimnasio. Capacidad de trabajo en equipo, soy responsable, puntual y me gusta trabajar cara al público, ya que soy muy extrovertido y tengo don de gentes.

Acepto críticas aunque me cueste, ya que sé que es un puesto de trabajo.

Rama. Futuro.

Para poder ser más responsable, en un puesto de trabajo que me guste, como socorrista, entrenador personal, recepcionista de un centro de deporte, o polideportivo. También me gustaría enseñar a niños como profesor de gimnasia ya que, tengo bastante empatía y buena mano con ellos y se divierten mucho conmigo.

Tengo un hijo y eso ha sido un desencadenante para yo irme por esa rama ya que me ha sido imposible criarlo.

 

 

Ismael

 

Me llamo Ismael Martín Merino, empecé muy pronto a trabajar (con 16 años), empecé de pinche en un restaurante, cogiendo los platos de comida, para dárselos a los camareros, para que los sirvieran a los clientes. En este trabajo me metió mi padre y ahí estuve unos diez meses yendo los fines de semana, después me salí del instituto y empecé de ayudante de pinche de soldador, ahí estuve sobre un año y medio, reparando sobre todo trenes, de ahí me fui a trabajar a una empresa grande de montaje, en fábricas alimenticias (separaciones), me tuve  que salir por enfermedad y lo encontré a través de un amigo. Cuando me recuperé, estuve buscando empleo en empresas de trabajo temporal y me buscaron varios empleos de poca duración, ocho meses, tres meses, incluso días… y no es que me echaran por no trabajar, porque yo en todos los trabajos he dado el 100% y he sido puntual.

Me gustaría trabajar en lo que siempre me ha gustado que es el oficio de soldadura, cosa que igual, me costaría un poco al principio, porque llevo varios años en prisión y no tengo ningún curso realizado, y no tengo la tarjeta de industria, lo cual me haría muy difícil ejercer la profesión que me gusta.

 

 

Zero

 

Raíces:

Yo vengo de una familia numerosa y por lo tanto se trabajar en grupo, he trabajado en fábricas como Michelin o Pascual, las cuales son trabajo en cadena y no se me daba mal, pero como trabaje muy joven pronto me cansé y lo dejé aunque yo creo que no tendría problema en volver a una fábrica a trabajar.

También tuve varios bares de copas, pero es una cosa que no me dio buenos resultados, aunque gané dinero, lo perdí en salud. Por lo que es una cosa que no quiero volver a hacer ni a trabajar en ello.

Tronco:

Mis habilidades ahora mismo, son trabajo en equipo, puntualidad y las relaciones personales. Todo me lo tomo muy en serio y no me gusta dejar las cosas a medias. Prefiero no hacer algo que dejarlo a medias. Soy una persona puntual y estoy abierto a aprender lo que sea.

Ramas:

Me gustaría trabajar en cualquier cosa, tengo un amigo que tiene una bodega y me ha dicho que en cuanto salga, me pongo a trabajar con él. Así que yo creo que problemas con el trabajo no creo que tenga. Pero estoy abierto a aprender lo que sea y me gustaría trabajar en algo que disfrute y no tenga que hacer todo el día lo mismo.

 

 

Iván

 

Bueno, el otro día estuvimos conociéndonos un poco más a nosotros mismos, en mi trabajo personal realizado en la UTE he avanzado mucho reconociéndome como una persona que es observador, perseverante y constante, con facilidad de aprender y escuchar a los demás, con empatía y que sabe trabajar en grupo, creativo, y a veces un poco impulsivo, y en muchos aspectos de mi vida muy cuadriculado.

Mis expectativas profesionales, como ya comente son las de trabajar en logística y manutención, o sea en almacén. Desde muy pequeño siempre he estado entre camiones y mi padre se dedica a la paquetería en una empresa internacional, de ahí las ganas de trabajar en un almacén o de repartidor, pero bueno, para almacén estoy formado debidamente, con carnet de carretillero y título de logística y manutención pero para repartidor me falta algo muy imprescindible, el carnet de conducir, esto  que he contado es un objetivo a corto y medio plazo.

Mi otro objetivo, a medio y largo plazo, bueno o largo plazo mejor dicho, es el de acabar mis estudios, estoy estudiando para realizar la prueba libre y así obtener el título de graduado en ESO y poder estudiar Administración y Dirección de Empresas, porque con este último objetivo, aumentan las posibilidades de mejorar mi calidad de vida y quien sabe poder montar una gran empresa en un futuro.

Bueno estas son mis expectativas profesionales, las veo desde un punto realista y no muy difícil de conseguir.

 

 

Marian

 

Raíces:

Trabajé en el campo con mi padre y mi abuelo, entre los ocho y diez años porque mi familia vive del campo. También he trabajado en la construcción, una fábrica de madera y una lavandería de coches. Por circunstancias de la vida, no pude trabajar de camarero, aunque me hubiera gustado aprender.

Tronco:

Soy organizado, constante, aprendo rápido, trabajo en equipo, ordenado, me gusta aprender y me gustaría encaminarme por la rama de hostelería en especial camarero.

Ramas:

Me gustaría formarme de camarero, me gustaría en un futuro, tener mi propio negocio, me faltaría trabajar la comunicación y relación personal, me gustaría poder exigirme más para poder así dar más de mí. Asumo bien las críticas constructivas ya que me sirven para mejorar y crecer como persona.

 

 

Anyelino

 

Mi primer trabajo, consistía en hacer cerraduras para armarios; lo realizaba después de asistir a la escuela, en casa con mis hermanos. Contaba con 13 años de edad y no me resultaba difícil desempeñar esa labor. Tres años después, decidí dejar la escuela, estudiaba electricista, mecánico fresador y delineación. Me enrolé en un pesquero de bajura. Es un oficio muy duro, pero en aquel entonces, se ganaba bastante dinero.

Con 21 años, empecé a trabajar en el gremio de la construcción. Hoy en día se puede decir que estoy bastante capacitado; lo mismo te hago un alicatado, que un forjado o un encofrado. Lo peor que se me da es dar yeso.

He montado muebles de cocina y baño. Realicé un curso de ebanistería, uno de carretillero, otro de celador, también uno de ofimática para gestión de empresas.

Me he dedicado a la ayuda en los partos en el gremio del porcino, peón especialista en áreas de autopista, peón de producción en cadena, uno en un matadero de pollos y otro en una fábrica de congelados, de productos hortícolas, fui repartidor de plantas de fresa para su selección. Uno de los últimos oficios que he practicado, es la de cunicultor (criador de conejos).

Es muy interesante, pero sacrificado para lo que se gana; el precio por kilo del conejo lo pagan demasiado barato.

Soy polivalente, me gusta trabajar en equipo, responsable.

Me gustaría hacer un cursillo de panadero repostero, también otro de soldador. Cuando salga de aquí espero encontrar trabajo, no importa el oficio, el caso es trabajar.

Cuando estaba libre hice un cursillo de busca de empleo por internet y un programa de busca de empleo por medio de los asistentes sociales.

 

 

Julien

 

Honestidad.

Sinceridad.

Empatía.

Asertividad.

Impulsividad.

Yo he elegido esas etiquetas, porque me veo dentro de  esas palabras y pienso que esas cualidades son primordiales para las personas y mantener buenas relaciones.

Pasé un diploma de marinero durante dos años y dejé ese trabajo por el tiempo que me querían: muchas horas. Pasé un diploma de pintor durante dos años y lo dejé. No me va. Cinco años contratado. Estuve de gerente de tres bares durante varios años, pero no me va el mundo de la noche, (alcohol, droga, etc.)

Tengo diabetes tipo 1 detectada hace 4 años, insulinodependiente. Hay trabajos como marinero u otros peligrosos que me son prohibidos.

Quiero encontrar un trabajo que me va bien, que me llene pero por el momento no sé muy bien que quiero hacer.

Me quedan 6 años de condena.

 

 

Pagu

 

Lo que realmente he aprendido es de mi familia, mis padres, hermanos y mi entorno cercano donde vivíamos cuando era niño: por ejemplo a compartir pequeños detalles así como la alimentación, las alegrías y las tristezas y sobre todo el respeto.

No he terminado los estudios escolares. A los 17 años deje mi país (Rumania), salí en busca de trabajo. He realizado actividades puntuales y con tiempo determinado. Estuve dado de alta en la hacienda laboral, luego me quedé sin trabajo.

Por circunstancias personales, en el presente creo que mis expectativas laborales están paralizadas, o mejor neutralizadas, pero mantengo intacto las ganas de trabajar. -Voy a trabajar.

Escojo -puntual –ordenado –optimista –sincero.

Puntual: Porque me gusta ser puntual en el trabajo y lo que hablo con los demás.

Ordenado: Porque me gusta hacer las cosas en orden y que sea todo ordenado en el trabajo, después de trabajar hay que dejar todo ordenado por ejemplo.

Optimista: Porque siempre me gusta pensar que aunque no tengo trabajo, algún día lo voy a conseguir.

Sincero: Porque me gusta decir la verdad, no todos somos perfectos pero en general me gusta decir la verdad.

Me gustaría reforzar cualidades laborales, como para hacer un curso de hostelería. Quisiera retomar ese trabajo, porque en el pasado mi familia tuvo un restaurante, creo que por el contacto que he tenido con el personal, es más he trabajado como ayudante de cocina y aprendí un poco de camarero.

Dibujo de un árbol:

Raíces: sincero, puntual, respeto, optimista, orden.

Tronco: monotonía, cansancio, encierro.

Ramas: hijos, familia, trabajo, libertad, sinceridad, ordenado, respeto.

 

 

Raúl

 

Las raíces:

Nací en Burgos capital, en un barrio de trabajadores.

Con mi familia estuve hasta los 17 años me fui a trabajar con las barracas. Vine a los 20 por problemas familiares y estuve hasta que falleció mi padre. A los 23 me puse a trabajar con contrato en Campofrío, estuve dos años, pero sentía que eso no era para mí y cogí ruta a Puerto de Santa María. Empecé a trabajar en un quiosco de Frigo con un socio, Cayetano, una buena persona. al mismo tiempo que iba, estuve vendiendo droga (cualquiera que dé dinero o trueques).

Aprendí malabares y barro, así empecé a moverme por cualquier ciudad Cádiz, Algeciras, Vejer de la Frontera, Murcia, alicante. Todas menos una, Barcelona, pero no pierdo la esperanza de ir algún día.

Fuera también he estado en Italia, Milano, en el pueblo de Berlusconi, Jakori. Ahí hacía piercing y tatoo y al mismo tiempo movía droga. Alemania, Francia, París y luego País Vasco y aquí.

Tronco:

Estudio prueba libre, hago barro, cerámica, voy al gimnasio, estoy en ACLAD y poco más, el caso es estar ocupado para que la mente esté en su sitio bien.

El árbol:

Seguir trabajando en la alfarería y compaginarlo con el piercing y tatoo y si puedo vivir en un pueblo cerca de alguna ciudad para vender mi arte.

 

 

Dancer

 

Mi hermana trabajaba en un restaurante de jefa de cocina, más tarde se hizo chef, por eso desde pequeño, siempre me ha gustado enredar en la cocina, sobre todo con los postres. Como me quedé muy joven huérfano y mi hermana se tuvo que ocupar de mí, pues al hacer las comidas o cenas siempre estaba presente, mirando como hacía de cocinar. Siempre me ha interesado la cocina. Trabajé en el Burger King y en una panadería, aparte de que mi profesión ha sido la de ser bailarín, pero siempre desde pequeño me ha llamado la atención la repostería, la cocina.

Tronco: Presente.

El baile, la danza, con ello, he desarrollado el trabajo en grupo, la perseverancia, ser constante, la puntualidad, ser creativo, empatía, crítico hacia mi persona, responsable, ordenado, etc.

Todo lo que elegí de las tarjetas, la danza me lo ha enseñado por ser un trabajo que requiere tanto sacrificio y que puedo ponerlo en práctica en lo que quiero trabajar. Voy encaminado por el mundo de la hostelería, hice un curso de ayudante de cocina porque me gusta ese mundo, pero sobre todo lo que es recibir comandas, cocinar, emplatar, inventar, soy muy original y me gusta innovar.

 

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress