Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 10 de agosto de 2017
Caravana Abriendo Fronteras

Día 20: en Melilla

La Caravana Abriendo Fronteras, formada por cientos de personas de muchas partes de España, partió el pasado mes de julio a Melilla con el objetivo de reivindicar los derechos de las personas migrantes y denunciar las políticas de asilo que se llevan a cabo en este país. Un viaje que les llevó a algunos CIEs y aeropuertos, entre otros lugares, para ofrecer su solidaridad a los refugiados y proclamar diferentes consignas. Martín Rodríguez Rojo, profesor de la Universidad de Valladolid, nos cuenta su experiencia en este viaje.

Martín Rodríguez Rojo

 

 

 

Último día que dormiríamos en las tiendas de campaña o al aire libre como a algunos les tocó dormir. Jueves.

 

Después de desayunar el te,  fruta y el llamado pañuelo o loncha de harina cocida sobre la que se echa miel o mermelada, salimos hacia un vivero que nos proporcionó la ONG “Ecologistas en Acción”  de Melilla. Los alimentos que acabo de nombrar nos los preparaban unas familias melillenses que con tanto cariño como atención día a día tenían a punto el desayuno para las 400 personas que habitábamos en el camping “El fuerte”. Se merecieron nuestro aplauso varias veces durante las 4 jornadas que vivimos en Melilla. Comprábamos este desayuno con unos tiques que costaban 0.50€ y daban derecho a la adquisición de una unidad de los artículos nombrados.

 

En el vivero celebramos la tercera y última asamblea. Puntos tratados: 1. Introducción. 2. Toma de decisiones. 3. Agenda. 4. Cuidados y mejoras.

 

1. En la INTRODUCCIÓN se resaltó la incidencia que la Caravana venía  consiguiendo en los Medios de Comunicación. Más que en la primera versión de la Caravana. Se confirmó que los participantes llegamos a 450 personas. Se recordó la historia de la formación de la caravana y sus principales encuentros de Vigo, Madrid y Valencia. Se constató que nuestro contexto había sido hostil, máxime durante los días en Melilla, para mucha de cuya población éramos personas “non gratas”. Se ha tenido que improvisar en bastantes momentos de nuestro quehacer. A veces hemos tenido que obrar sin permisos reglamentarios. Finalmente se alabó y agradeció  la labor de los compañeros fotógrafos y de las redes sociales que han sido capaces de dar a conocer en la península y en otros lugares más lejanos nuestra labor e itinerarios.

 

2. TOMA DE DECISIONES. Para lograr una buena decisión parecía bueno tener en cuenta algunos principios. Por ejemplo: - Partir de que la caravana es una entidad política. Nuestras decisiones no quieren quedarse en un puro paternalismo ni en un puro grito de protesta. Por el contrario, nuestra intención es llegar a formar una conciencia política, capaz de transformar a la sociedad. Queremos incidir en los organismos, instituciones y agentes que tienen la encomienda de la sociedad para organizar la convivencia humana y para administrar las acciones pertinentes a la consecución de tal fin. La concienciación que pretendemos empieza siendo un análisis de la realidad y una denuncia de la injusticia. Continúa con una reflexión en profundidad sobre las causas y consecuencias de los problemas desvelados y termina con acciones de lucha en la calle o en cualquier otro espacio que se considere pertinente. Todo ello dentro de una filosofía pacifista que huye de la violencia, pero no de la lucha activa. – Discutir y debatir los problemas es una prueba de democracia y asamblearismo. Aprovechar el tiempo que se pase en el autobús se considera una estrategia eficaz. Los acuerdos tomados por cada territorio o por cada grupo asentado en el bus se pondrán en común con los acuerdos tomados en el resto de buses.  Se trata de generar participación interna. -Se considera mejor llegar a los acuerdos vía consenso. Ojala nunca fuera preciso utilizar el voto. Es la filosofía del asamblearismo. – Se debe tener en cuenta a la hora de decidir, a los compañeros del lugar al que afecte la decisión, dado que ellos permanecen, nosotros nos vamos. – Nuestra estrategia de lucha para el cambio es la desobediencia pacífica, la cual no tiene en cuenta la legalidad del sistema cuando ésta  no se ajusta a los Derechos Humanos, sino la legalidad que nuestra praxis vaya generando.

 

Se discutió la pertinencia del 60% de los integrantes de la caravana como “cuorum” necesario para tomar decisiones representativas del conjunto grupal. Se acordó que un porcentaje entre 50 y 60% puede justificar las decisiones tomadas por los asistentes cuando estas decisiones afecten a temas emergentes en el transcurso del viaje. Temas que por imprevistos o emergentes no se hubieran considerando en la previa programación del itinerario.  Ejemplo: protesta ante el ex ministro del Interior, Fernández Díaz,  en Melilla.  

 

3. AGENDA. Se recordó que después de la asamblea se visitaría el vivero y que quienes quisieran, podrían participar en la siembra de las “bombas de semillas” o en otras acciones ecológicas de parecido sentido, las cuales serían explicadas por los ecologistas en acción, responsables del vivero en Melilla.

Los asistentes propusieron los siguientes proyectos:

  1. Manifiesto pro menores, los MENA. Hay más de 100 en Melilla, precedentes en su mayoría de Marruecos, pululando por las calles, pidiendo comida y expuestos a la delincuencia. Sin padres, sin techo, sin pan, solos y abandonados.
  2. “Aproximación a la verja”. Hay que estudiar su significado,  su simbología, cómo y por qué.
  3. Formar una red de abogados que estén a punto para emergencias y situaciones que vayan en contra del espíritu de la caravana.
  4. Colaborar con alguna aportación económica para ciertos grupos de necesitados en Melilla.
  5. Manifiesto, escrito o estudio sobre las porteadoras. Se añadió a esta propuesta que este estudio se hiciera dentro de la filosofía del movimiento feminista. Las mujeres de este movimiento colaborarían con quienes redactaran el escrito.
  6. Introducir en el espíritu y preocupaciones de la caravana la problemática de Melilla, ciudad autónoma.
  7. Hacer un acto reivindicativo ante la estatua de Franco situada a orillas del puerto. Esta acción se concretó a lo largo de la jornada vistiendo a la estatua con una camiseta republicana. Camiseta que a los pocos minutos fue retirada por la policía, tan atenta siempre a los actos “indecorosos”, sobre todo si éstos proceden de otra mentalidad distinta a la oficial.  
  8. Invitar a los MENAS a cenar.
  9. Hacer una “piscina” para pájaros. Recoger plantas.

 

4. CUIDADOS Y MEJORAS.  Se partió de reconocer que la caravana es grande y fuerte al mismo tiempo que débil y vulnerable. Somos como una mariposa de cien metros de envergadura. Admirable por la sombra que puede proporcionar y susceptible de cualquier ataque a sus derretibles alas.

Por eso, las atenciones que los miembros de la caravana puedan tener hacia ella suponen una actitud de cuidado y de mejora. Ejemplos:

 

 

  • Ecologizar la caravana.
  • Recordar, a propósito de la acción en el aeropuerto de Sevilla contra la deportación de un senegalés, que son 25 las deportaciones diarias las que se suceden en España.
  • Profundizar en la visión “Península - Melilla”. Relación que es muy significativa, en cuanto los amos de Melilla aún recuerdan los años de la dictadura. Aún pervive el recuerdo de Franco y sus batallas. Aún no ha desaparecido la mentalidad de un nacional-catolicismo que explica los comportamientos de muchos y la dificultad para avanzar en la implantación de otra España radicalmente democrática y abierta a los nuevos tiempos que  van cuajando en la historia.

 

Finalmente, se admitió que reconocer y agradecer las cosas buenas que la caravana va realizando es una manera de cuidar de ella, mejorándola.

Algunas felicitaciones:

  • A mucha gente de Melilla que ha manifestado alegría por nuestra presencia.
  • A los coordinadores de la caravana por su permanente trabajo, esfuerzo  y atención a la buena marcha de la misma.
  • A la comisión de canciones que ha creado varios cantos adecuados al espíritu de la caravana.
  • A modo de ejemplo:

 

Zoido, tú que estás aquí,

Zoido, pírate de aquí,

Mira esa valla que tienes ahí,

Esta frontera asesina es.

 

La mañana terminaba. Se aproximaban las 13. La amabilidad y el esfuerzo, unidos a la necesidad de subsistir, de las familias que vendían algún alimento, frutas y bebidas,  nos esperaban a la terminación de la asamblea. En un lugar donde no había un bar cercano y donde el sol ejercía su calenturienta profesión, se agradeció sobremanera el gesto. 

 

Desde allí, muchos nos encaminamos al camping a reflexionar sobre los puntos de la reunión. Los taxis acudían a la llamada telefónica y por el polvoriento camino discurrían los coches del contrabando de artículos que no pagan impuestos, dirección del puerto y desde allí a Marruecos. Cada grupo comió  donde pudo. El grupo de Salamanca, unidos como una piña fraternal, repartió entre sí las viandas que todavía resistían el peso del calor y de la distancia. Me uní a ellos con confianza y excelente acogida.

 

A las 7 de la tarde, manifestación. Salida de la plaza España o de las cuatro culturas, nido de instituciones y de potentes edificios, como el  Casino militar y banco de Santander entre otros. Desde esta plaza donde se celebran paradas militares de la Legión,  partimos 450 caravaneros. Atravesamos todo el paseo marítimo y fuimos acompañados de algunos jóvenes de color que también levantaban algunas de los banderines que nosotros les prestamos.  Todo un símbolo, seguramente mal visto por quienes criticaron en los periódicos locales a los organizadores de la manifestación como perroflautas indeseables.

Los cánticos y lemas versaron sobre los problemas más graves que afectan a los refugiados/inmigrantes en Melilla: Ninguna persona es ilegal, porteadoras no estáis solas, abrid las fronteras.

Las tareas del día 20 habían terminado. Había que subir al camping donde pasaríamos la última noche.  Día séptimo.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress