Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 2 de octubre de 2017
Historias de mi historia

Stephen's Green

Alberto García

 

 

Stephen’s Green era mi despensa, mi farmacia, mi librería…y hasta mi lavabo.

Era aquel uno de los pocos lugares donde pasar el tiempo perdido y encontrar todo aquello de que carecía: comida, analgésicos, pasta de dientes, vitaminas… en un momento de mi vida en el que ni tenía ni qué comer, ni dónde caer postrado al morir el día.

 

 

Solía madrugar (exigencias del guión) y dirigirme aquellos grandes almacenes en busca de algo que desayunar, luego atravesaba Graffton Street, cruzaba Temple Bar y me presentaba en mi trabajo, en el número 9 de Fishamble Street, a lo que allí me necesitasen.

 

Solían ser aquellas, jornadas bastante físicas, pues me cargaba yo solo del orden de 60 barriles de cerveza en unas tres horas, y como salía bastante hambriento, pasaba por alguna de esas tiendecillas abiertas las 24 horas a robar alguna chocolatina para engañar al estómago.

 

Luego esperaba a mis colegas de Temple Bar y me gastaba el poco dinero que llevaba en canutos y sidra, así por lo menos creía tener un motivo por el que estar allí, ni que decirles tengo que aquel asunto era pura inmundicia para cualquiera.

 

Cuando anochecía, anochecía de igual manera en mi espíritu: mis colegas se iban a sus respectivos hogares y yo me quedaba allí, tirado en medio de ninguna parte, buscando un garaje o algún otro tipo de agujero donde caer dormido, acordándome de mi novia y de mi dolor de muelas.

 

No lejos de algún de donde yo pasaba las de Caín, en la capital de Irlanda, un gran reloj en medio de Stephen’s Green marcaba las horas minutos y segundos de mi tiempo allí.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress