Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 3 de octubre de 2017
Historias inconclusas: el viaje

La fidelidad de la novia

Noticia clasificada en: Mario

Mario

 

 

 

Tin, tin, tin, ¡Su atención! Por favor: 

 

Bienvenidos y bienvenidas al vuelo MH370 de Malaysia Airlines con destino directo a Pekín. Les informamos que hemos alcanzado la altura de crucero de 30.000 pies y velocidad de 700 Km/h. Manténganse en su sitio, en unos instantes entramos en zona de turbulencias. Disfruten del plácido y confortable viaje, el comandante de la cabina de tripulación.

 

Las cinco personas de nacionalidad india van a Pekín para una boda. El viaje debía ser el 8 de marzo porque en tres días, el 11, comenzarían las actividades de preparación de la fiesta y la parte legal del matrimonio. Al mismo tiempo otros familiares y amigos viajaban en Japan Airlines desde el sureste de la India, el aeropuerto de Kerala, haciendo conexión en el aeropuerto internacional de Nueva Delhi y que tenía previsto aterrizar a las 6:40, 28 minutos más tarde que el vuelo de Malaysia Airlines (6:12).

 

Los peores presagios estaban a punto de comenzar y a dar la vuelta al mundo en este fatídico día. Aun aparecía en las pantallas "pendiente de aterrizaje" el vuelo MH370 de Malaysia Airlines.

 

Las cadenas de noticieros de prensa, radio y televisión en Malaysia, China, Indonesia, Australia, India, Francia, Estados Unidos, Canadá, Irán, Nueva Zelanda, Ucrania, Holanda y Rusia, de donde eran los pasajeros, con excepción de los dos iraníes que iban con falsa identidad, fue creciendo la expectación mundial.

 

Con la desaparición del vuelo MH370 también comenzó la espera interminable de la novia, de entonces. Según la costumbre étnica, esta joven por causa de la desaparición misteriosa del vuelo no da por muerto a su futuro esposo ella ha jurado fidelidad y fertilidad, incluso más allá de la muerte.

 

No hay creencia que pueda con la naturaleza, el avión está desaparecido.

 

... tras el descanso, Maylin volvía a subir a la torre de control para el próximo vuelo que aterrizaría en Pekín seis horas después. Afrontaba el día un poco cansada, pero era ya el último de su guardia y solo deseaba que terminase cuanto antes. Al día siguiente por la tarde, como todos los nueve de cada mes, se reuniría con sus amigas en el restaurante de siempre: una cita perfecta para desconectar.

 

Pasadas las once y media de la noche, recibió la comunicación del aeropuerto de Kuala Lumpur afirmando que el Boeing 777-200 estaba listo en la pista y que todos los pasajeros ya estaban embarcando. Pese a que aún quedaban varias horas para que el avión entrase en el espacio aéreo chino, Maylin se preparaba mientras consultaba informaciones sobre el tiempo, y el previsible tránsito de aeronaves durante la noche. Aunque siempre sigue el mismo protocolo de actuación, le gusta imaginar historias acerca de los pasajeros y los aviones: de dónde vienen o qué harán en Pekín. Le ayuda durante la espera.

 

El vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur como estaba previsto, una hora más tarde. Mientras gestionaba otros asuntos, esperaba a que entrase en su zona de control. Pasado un buen rato, recibió un aviso desde Vietnam: el avión no había llegado a contactar con sus controladores. Maylin activó el protocolo de búsqueda, aunque poco se puede hacer cuando la aeronave deja de mandar señales y mucho menos cuando aún no ha entrado en el espacio aéreo chino. Cinco minutos más tarde, volvió a recibir comunicación desde la capital vietnamita que efectivamente le confirmaba que no había rastro del avión. Maylin, nerviosa, trasladó el problema a sus compañeros de la torre y activó el protocolo de emergencia.

 

Con la llegada prevista a las seis y media de la mañana, eran ya más de las tres y seguía sin haber noticias. ¿Un accidente? No se registraba ningún aviso desde Vietnam. ¿Un secuestro? No se había comunicado nada. El vuelo de Malaysia Airlines había dejado de contactar con todas las torres de control previstas durante su trayecto. Sin rastro. Nada.

 

Fue en ese momento pánico cuando Maylin volvió a pensar en las historias de aquellos pasajeros, en sus vidas y en todos aquellos planes que tenían al aterrizar en Pekín. ¿Qué pasará por sus cabezas en este preciso instante?

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress