Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 4 de diciembre de 2017
Participación de la iniciativa sobre violencia de género

"Café sin azúcar", una historia frente al espejo

Noticia clasificada en: Café sin azúcar

“Café sin azúcar. Porque las relaciones personales son posibles sin violencia de género” nació con las ganas de aportar una idea diferente a todas las iniciativas de sensibilización, más o menos efectivas, que surgen y se realizan con respecto a la violencia de género. Como quería contar con la participación ciudadana, finalmente se creó una historia de intervención que mostraba una realidad tristemente cotidiana y que ponía frente al espejo la respuesta de todos y todas frente a esta problemática.

 

De este modo, durante el mes de noviembre y con motivo de la conmemoración del Día Internacional contra la Violencia de Género propusimos dos historias diferentes para una situación simulada de violencia en la que intervenían Carmen, Antonio y Fernando: quien la sufre, quien la realiza y quien la observa. 

 

En el relato que iba dedicado a los ciudadanos en general, se presentaba a una Carmen que se encuentra tendida en el suelo tras un episodio de violencia por parte de su pareja mientras se hace un montón de preguntas; Antonio, su pareja, un “vecino ejemplar” que nunca deja sus rutinas; y Fernando, un opositor que vive en el mismo bloque, que escucha los gritos y que “mira la pared como quien mira un televisor sin imagen”. 

 

Para los centros educativos la propuesta era diferente, aunque con la misma estructura. Carmen y Antonio son una pareja joven que comparte su vida desde hace poco tiempo. Antonio le ha pedido la contraseña del móvil a Carmen y se han enfadado: ella no entiende por qué él la necesita y él no entiende por qué ella se ha disgustado al pedirla. Fernando, amigo de ambos, no sabe si posicionarse así como desconoce que, si él tuviese pareja, actuaría de la misma forma. Ambas historias se pueden leer al completo aquí y aquí.

 

Cada una de las propuestas se publicaron en Palabras Menores para que todo aquel que pasase por aquí y estuviese interesado pudiese participar y aportar su visión desde los sentimientos, el análisis o el relato. Pero también nos acercamos a diferentes grupos de personas a las que se entendía que este trabajo les podría gustar y podrían apreciar especialmente. Así, el “Café sin azúcar” de los ciudadanos se lo tomaron un grupo de mujeres magrebíes del barrio Delicias con Médicos del Mundo Valladolid, los internos del Módulo UTE del Centro Penitenciario “La Moraleja” en Dueñas (Palencia), un grupo de mujeres maltratadas de la Asociación Mujeres en Igualdad de Palencia, el grupo Flor de Azahar de Barrio España, varios alumnos de la Universidad Popular de Palencia y un grupo de mayores de Huerta del Rey.

 

Por otro lado, los jóvenes Carmen, Antonio y Fernando y su contraseña del móvil también fueron por diferentes centros educativos de Valladolid. Los Institutos de Enseñanza Secundaria Pinar de la Rubia, Emilio Ferrari, Delicias y Galileo Galilei acogieron con mucho interés el “Café sin azúcar”. Varias de sus clases participaron en esta iniciativa que creían muy interesante y los profesores la utilizaron para trabajar con sus alumnos. Finalmente, se han recibido respuestas de algunos centros, otros aún no.

 

Asimismo, para ilustrar esta propuesta contamos con el diseño de la taza de Alberto García, uno de los voluntarios y asiduo colaborador en Palabras Menores. Esta imagen fue dibujada sobre el papel y retocada digitalmente para ofrecer mayor impacto visual. Alberto también diseño la tipografía, hecha a mano, con un estilo que caracteriza muchos de sus trabajos.

 

Desde Palabras Menores damos las gracias a todas las personas, pertenecientes a algún grupo o no, que han querido compartir este “Café sin azúcar”. Agradecer que os hayáis tomado un tiempo en leer la propuesta, valorarla y contestarla desde su opinión, que aquí siempre será respetada, y aportar una visión personal sobre la violencia de género. Un trabajo que no es solo de noviembre, pero que este año ha hecho el mes más interesante. Puedes encontrar todos los "sorbitos de café" aquí:

 

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress