Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 5 de diciembre de 2017
Café sin azúcar

Fernando, al llegar a casa, no sabía...

Noticia clasificada en: Café sin azúcar

 

Emilio Ferrari

 

 

 

Fernando, al llegar a casa, no sabía qué hacer, se sentía en medio de una relación y además, eran sus amigos. Cuando llego a casa decidió hablar con su madre, para ver si ella desde el posible punto de la experiencia le podía ayudar.


Fernando al día siguiente, decidió hablar con Antonio, le dijo que pensara sobre ello, que no tenía derecho a pedirle la contraseña de su teléfono, que era posiblemente un motivo para que ella pensara que desconfiaba de Carmen y eso no era cierto.


Al terminar esta conversación habló con su otra amiga, Carmen. A ésta le dijo que le diera una segunda oportunidad, que Antonio se arrepentía de habérsela pedido, que no se había dado cuenta de cómo le sentaría a ella. Pero a Carmen no le convenció ese argumento y decidió dejarle.


Quedaron como amigos y cuando paso el tiempo pudieron hablar, pero lo que Carmen tenía claro es que iba a ser libre, una persona que no tuviera que dar explicaciones a nadie de nada y mucho menos, por supuesto, la contraseña de su móvil, por eso mismo, porque es suyo.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress