Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 5 de diciembre de 2017
Café sin azúcar

Aunque es muy temprano, Antonio ya está...

Noticia clasificada en: Café sin azúcar

 

ZETA / IES Emilio Ferrari

 

 

 

Aunque es muy temprano, Antonio ya está despierto cuando recibe un mensaje de Carmen, en el que le pide quedar esa misma tarde para poner fin a la discusión del día anterior. A él no le gusta estar enfadado así que responde y queda con ella esa tarde. Mira el reloj; es hora de prepararse para ir clase.


La mañana se le pasa volando, las clases son intensas, pasan rápido, no tiene tiempo ni para pensar. Ya en casa, mientras come y mientras ve la tele desinteresadamente, su mente está en discusión del día anterior: “¿Por qué Carmen no me dio su contraseña? ¿Qué tiene que ocultar? A ninguna de mis novias anteriores le importó ¿Por qué a Carmen si? Me desconcierta mucho su actitud. Tengo que decirle que ayer me ofendió su actitud, parece que no confía en mi". Mientras pensaba en todo esto, se había pasado el tiempo y ya era hora de irse a ver a Carmen.


Cuando ve aparecer a Carmen se alegra mucho. Carmen empieza a hablar apresuradamente, le dice que le quiere, que no le quiere perder, y que no tiene que desconfiar de ella pero que no ve necesario darle su contraseña, pero Antonio le dice que también la quiere y que si le quisiera no le ocultaría nada. Tras una discusión en la que Antonio estaba cada vez mas furioso, al final Carmen le cedió la contraseña y él la invito al cine para celebrar que habían zanjado la discusión.


Esa misma noche al llegar a casa Antonio recibe un mensaje de su amigo Fernando, era un corto que explicaba las señales de que se está ejerciendo violencia de genero sobre otra persona. Tras verlo se puso a reflexionar y al darse cuenta de que era lo mismo que había hecho el esa tarde se sintió muy avergonzado de si mismo, y a la vez sintió temor de que Carmen se diera cuenta y le dejara. Al día siguiente, nada mas verla le pidió perdón, le dijo que cambiara la contraseña y le prometió que no volvería a comportarse así.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress