Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 5 de diciembre de 2017
Café sin azúcar

Hace cinco días que no respondo a las llamadas...

Noticia clasificada en: Café sin azúcar

 

María Silva. 22 años. Mujer / IES Emilio Ferrari

 

 

 

Hace cinco días que no respondo a las llamadas de Carmen. Realmente no me apetece enfrentarme a sus preguntas, no podría responderlas. No intervine, no lo vi necesario, no me parecía para tanto, ni siquiera ahora, pero no sé, no me apetece verla.


No he hablado con nadie de lo que pasó aquel día pero en mi cabeza no dejan de unirse, recuerdos, ideas y noticias que no me dejan en paz. No entiendo por qué tuvieron que empezar a salir juntos, los amigos no salen juntos, no se besan, los amigos toman cerveza. A Antonio siempre le gustó Carmen pero nunca se decidía, le parecía inalcanzable, muy libre decía, que salía demasiado, yo qué sé, siempre me preguntaba por las cosas que me contaba cuando hacíamos algo juntos, insistía en que solo confiaba en mí, y a mi qué, yo también confío solo en él, somos amigos. Un día se enfadó por que no le avisamos para ir al cine, acusó a Carmen de estar interesada en mí, le dijo que me usaría, se iría y jodería el grupo, ella se fue enfadada y él dijo que mejor solos.

 

Carmen empezó a verse con otra gente, eso me molestó, es mi amiga. Al mes siguiente aparecieron juntos, de la mano, contentos, que se habían enamorada decían, que la pidió perdón y le explicó que sus sentimientos por ella le hicieron actuar así, que temía perderle por no haberla dicho cuanto la quería, pues vale, ya estábamos juntos otra vez. Entonces, un día normal Antonio llegó y me dijo que necesitaban intimidad, pasar más tiempo solos, que estaban enamorados, le pregunté a Carmen y no respondió, le dio la mano, bueno, ellos sabrán, la verdad es que no me parecía contenta, pero no sé... Luego dejé de verlos, hasta ese día, yo qué les voy a decir, Antonio no es malo, es mi amigo, siempre lo ha sido, aunque la verdad es que no me esperaba aquello, no sé si esta bien, el Antonio que yo no conocía nunca me hubiera dejado solo, y ahora no veo tan claro que le conociera bien. La verdad hace mucho que no hablo con Carmen. Demasiado. Contestaré su próxima llamada. Bueno, la llamaré yo.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress