Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 11 de diciembre de 2017
El relato tras una colostomía

Ganas de vivir

Noticia clasificada en: Ganas de vivir

A través de un relato dividido en cinco etapas, Mere Pedraza hablará en "Ganas de vivir: el relato tras una colostomía" sobre cómo ha vivido el proceso de su enfermedad tras ser diagnosticada con cáncer de colon. Después de conocer la historia de Manolo, publicada en Palabras Menores como "Diagnóstico: cáncer de colon. Pronóstico: ganas de vivir", Mere ha querido enriquecernos con su experiencia y se ha animado a escribir sobre su historia y su enfermedad. Y es que, a sus 81 años lo único que le importan son sus ganas de vivir.

 

 

Primera parte: Mi diagnóstico

"(...)Seguimos la ruta con otras tres horas de autobús. La comida era libre, la mayoría fue a un parquecillo sin aseos. Otra vez encontré cerquita una cafetería, y otra vez a cambiarme. Allí paramos algo más de una hora. De nuevo al autobús, para otras dos horas, llena de vergüenza, pues seguía estando mal. Tercera parada; esta vez en un centro comercial: allí fue horrible, venga a buscar los aseos, que no encontraba. ¡Qué nervios! Quería estar sola. (...)"​

 

Segunda parte: La tediosa espera

"(...)Cuando llegué a casa, me llamó de nuevo para decirme que el equipo de cirujanos había acordado hacerme otra biopsia para mayor seguridad. Esa prueba fue el 11 de junio. Hasta el 16 de julio no me dieron los resultados. Fue el mes en que peor lo pasé. ¡Cuántas llamadas a Carlos! Esta biopsia me la hicieron fuera de Valladolid, y mi cirujano llamó al laboratorio para meterles prisa. (...)"​

 

Tercera parte: El contacto con la bolsa

"(...) Estuve ingresada nueve días. No me tenía de pie, no sabía ni me podía poner la bolsa y aquí sigue el calvario. El día que me dieron el alta, como todos los días, tuve un escape de la bolsa. Llamé para que me la cambiaran y me dijeron que ellas ya no tenían que cambiarme porque ya me habían dado el alta y lo tenía que hacer yo sola. (...)"

 

Cuarta parte: Mi recuperación

"(...) También quiero contarte anécdotas. Aunque yo no quería compañía en la cama, una noche mi compañera de habitación, Ana, se metió en la mía por la espalda. Yo, dormida, sentí que alguien estaba detrás y no me atrevía a encender la luz. Llamé al timbre y cuando llegaron las enfermeras salí del susto. (...)"

 

Quinta parte: El cariño y el apoyo

"(...) Ya lo llevo mejor, aunque el problema está conmigo, dondequiera que vaya. Yo tengo ochenta y un años, he pasado trece veces por el quirófano y procuro llenar mi vida con cosas positivas y compartir lo positivo. Hemos formado un grupo de los operados de estoma. Si tú tienes este problema, te animo a que vengas a compartir con nosotros lo que quieras. No te dé vergüenza, que nosotros te vamos a entender mejor que quienes te rodean. (...)"

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress