Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 20 de diciembre de 2017

Feliz Navidad, Adán. Feliz Navidad, Eva

Alberto ha preparado nuestra felicitación de Navidad. Alberto vive en un piso tutelado de FEAFES (Salud Mental de Castilla y León) y es voluntario en Palabras Menores. “Recordé una historia con un texto en la que Eva decía – Come Adán. Y él decía – Todo empezó así. Aquello fue sencillamente inevitable”, cuenta cuando explica su trabajo.

 


Tal vez porque estos son unos días en los que parece obligado siquiera aparentar que somos seres amorosos, Alberto recordó su primera relación con una chica, “que fue como aquella primera relación entre Adán y Eva. Ella le ofrece lo mejor y él se derrite por hacerlo. Por eso, he utilizado rotuladores fluorescentes, que son muy expresivos y ácidos, para pintarles a ellos”.

 


Y en el centro, un corazón, un gran corazón rojo “que he pintado con esmalte de uñas. Este corazón dice que no hay pecado en amarse, y se pregunta cómo puede haber pecado en que Adán mordiera la manzana y en que Eva se la ofreciera. ¿Qué iban a hacer si solo se tenían el uno para el otro?”.

 


Bajo el corazón, a la izquierda, hay un ratoncito en forma de lápida con una inscripción que dice 'I know you'll love this bleeding heart' (yo sé que amarás este corazón atormentado), un mensaje que Alberto raya en la piedra dirigido a la mujer que un día amó, también en Navidad. Y hay en el lienzo dos gatos negros, “un elemento mágico, místico, que además a ella le gustaban”.


Dos frases presiden su trabajo: “Come Adán”, “Come Eva”, “porque los dos se invitan a comer, a participar del fruto del amor”. Pero si el texto fuera en inglés significaría, “Ven Adán”, “Ven Eva”...

 


Adán está cautivado por su chica, Eva, y en el pecho de ese cuerpo que se derrite se puede leer una inscripción que dice 'Irish permanent' (El irlandés permanente), porque este chico dulce recuerda los días en los que estuvo en Irlanda y su amor por el rugby. y la camiseta de su selección. Por su parte, en el cuerpo de Eva un tatuaje dice 'Cinnamon girl' (La chica de canela), “un texto de una canción de Neil Young que le encantaba”, recuerda. Y en otro se puede leer 'TNT 4 U', "una manera de escribir 'Dinamita para ti'”.

 


Gracias, Alberto, por recordarnos que también es Navidad para Adán y para Eva, para tantos y tantos Adán y Eva. Y que también en Navidad el corazón es rojo y las personas de canela.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress