Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 2 de enero de 2018
Historias de mi historia

Magia en el aire

Noticia clasificada en: Alberto García Historias de mi historia

Alberto García

 

 

 

Aquella mañana me encontraba circunstancialmente paseando por las cuidadas colinas de algún jardín de Castletroy. Entonces vi, entre las flores, la maravilla creada por los hombres de la protohistoria. No me pareció un fenómeno aislado ni demasiado extraordinario, en un principio debido a que la tradición más ancestral y el presente convivían de manera solemne e impasible en aquel precioso lugar de Dios que es la bella Irlanda. De algún modo no supe nunca lo que aquella mágica y simple imagen de piedra, en la que los seres más especiales del pasado inscribieron su arte y mejor conocimiento, iba a ofrecerme.

 

Vi caer en aquella roca diminuta más de un millón de tempestades, baños de Luna y todo aquello que la daba aún mayor sentido: el paso del tiempo.

 

Así sonaba a balada de los hados de nuestra vieja y amada Europa.

 

 

EL ORIGEN DE LA ESCRITURA

La runa nació una hermosa noche, bajo el hechizo de la Luna, en un túmulo de algún misterioso lugar de la isla de Irlanda, de la mano de los maestros druidas que la acuñaron en cierto ritual místico, cerca del roble mágico y de sus efluvios, sobre la piel de la piedra, bañada por la lluvia incesante que cae del cielo de aquellos lugares. Y permaneció por los siglos, a salvo del fuego como de otros enemigos, conservada en la música de las Hadas, en la protección de los Duendes, y en la misma magia en que la envolvieron los mismos druidas que la crearon.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress