Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 16 de enero de 2018
Carta a los Reyes Magos

Hola señores Reyes Magos

Noticia clasificada en: El Gallén

El Gallén

 

 

 

Hola, señores Reyes Magos,

 

No sé cómo escribir una carta a la realeza, pero aquí estoy intentándolo.

 

Este año me he portado bien y también he tratado de hacer las cosas lo mejor posible. 

 

No sé si vosotros, excelentísimos, tenéis poderes como el enano de la cuna o el gordo de rojo. Con ellos me fue bien hasta que cumplí 14 años y le pedí al enano que me regalara una moto. Ese año me falló. O el otro, en el que pedí al panzón que me trajera una bicicleta y un coche a radiocontrol, y sí, la bici llegó, pero el coche lo hizo con un cable que no se sabía si yo jugaba con él o él jugaba conmigo. El coche era bonito, tampoco creáis que soy mal agradecido. Mi enfado con el panzón fue porque si él no se hubiera equivocado, yo no hubiera tumbado a mi tía de la mecedora por andar corriendo detrás del coche.

 

Bueno, regresando al tema, sus excelentísimos, si vosotros tenéis poderes de videncia sabríais que lo que os digo es verdad, y no crean que soy ingrato. Yo me decepcioné del enano cuando mi prima, tres años mayor que yo, me dijo que el niño Dios era mi mamá y que mi hermana era la que compraba los regalos. Y del gordo cuando mi hermano me dijo que iba a bajar por la chimenea y yo pensé, “¡pero si nosotros no tenemos chimenea!”.

 

Excelencias, me dirijo a ustedes primero para pedirles que por favor cuiden a mi familia, pues yo me encuentro lejos de ellos, en especial a mis niños, que son ni pensar más frecuente.

 

También me gustaría que me ayuden a centrarme para poder dar lo que esperan de mí, pues no sé si aquí la Junta trabaja con la finalidad de hacer de mí un hombre bueno. Si es así, os ruego que me ayudéis a obrar bien pues día a día trato de hacerlo así, pero parece no ser suficiente. También quiero que ilumines a la Junta para que puedan hacerme entender cuál es su propósito y yo sepa así cómo actuar.

 

Otra cosa que quisiera pediros es que me ayudéis con la jueza. En estos días recurrí un permiso y me gustaría que le ablanden el corazón: deseo poder respirar un poco de libertad, así sea vigilada.

 

Está petición sería ropa, su excelencia, que no tengo mucha. Y unos zapatos, deportivos o casuales. Tampoco pido Gucci ni Boss; con que me gusten está bien, y no sé hasta dónde llegan los poderes de vuestras excelencias, pero sé que tenéis buen gusto.

 

Algo que me gustaría también, si no es mucho pedir, sería que me ayudéis a olvidar esas cosas que me lastran, aquello que no quisiera haber vivido, para poder ver el porvenir con unos ojos desprovistos de cualquier tipo de rabia y rencor del pasado.

 

Para mis compañeros más que libertad os pido les deis sabiduría para que piense bien las cosas cuando les llegue el momento de decidir, esa misma que también pido para mí.

 

A Rodrigo, que le traigan un permisito. A Manuel un traslado. A Randy también un permiso, que sé que le gustaría. En fin, esas cosas que para mis compañeros pueden significar un mejor estar, pues si yo estoy cansado, solo puedo imaginar cómo están ellos.

 

A mi hermano Juan os pido que le traigan sentido común para que piense en todo lo que puede perder si sigue como va. También a mi madre que le den un poco de arranque para que se convenza de irse con su negro a Bogotá y, si no es así, salud y suerte para que no me les pase nada en esa incierta Venezuela.

 

No sé si vuestra Excelencia piensa que pido mucho, pero me gustaría un ordenador para oír mi música favorita que hace mucho echo de menos. Y si no, al menos un móvil.

 

Ya para terminar, salud, suerte y todo cuántos puedan traer a María y a Iñaki, por ser personas tan maravillosas.

 

A cambio de todo esto no tengo mucho que dar más que mi voluntad de hacer las cosas bien y mi más inmenso agradecimiento.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress