Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 1 de febrero de 2018
Una historia con tres finales

La ancianidad

Noticia clasificada en: Mario

Bajo la inspiración de los "Relatos micropresos", los participantes del taller de Palabras Menores en el Centro Penitenciario de La Moraleja, en Dueñas (Palencia), escribieron un relato que incluyese la frase: "he interrogado hasta el amanecer al pozo de las preguntas". Como reto añadido, la historia tenía que contar con tres posibles finales.

Mario

 

 

 

Como es normal en esta aldea, los tres ancianos son el centro de atención. Ellos son los sabios que transmiten los conocimientos de la vida y las costumbres a la generación venidera. A ellos les honran respeto, admiración y cariño en todo momento. El anciano es privilegiado y se ha convertido en el pilar fundamental, no solo de la familia, si no de todo un pueblo.

 

 

1. Uno de ellos dijo: a los 20 años me independicé me casé. Pasé 30 años trabajando como un burro y cargando el peso de la familia sobre mis hombros. Después los hijos se van, vives 15 años como perro cuidando la casa. Cada vez el cuerpo pesa, se jubila y vive 10 años como mono saltando de casa en casa de los hijos, diciendo payasadas para divertir a los nietos y el destino final es el asilo. No encuentro la razón aun cuando he interrogado hasta el amanecer al pozo de las preguntas.

 

2. El otro dice: cómo ha cambiado el mundo. Si miramos a nuestro alrededor, nos damos cuenta de que existen muchas ofertas que no necesariamente vienen enviadas por los ancestros. Este anciano era de religión tradicional, que en la naturaleza perviven los ancestros que desde el más allá envían sus fuerzas.

 

3. El último de los ancianos les recordó que no hacía falta dramatizar tanto. El anciano es lo que es y dijo: por tus obras te reconocerán, deja que los demás digan hombre bueno o este un hombre malo. Al asilo

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress