Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 20 de febrero de 2018
Rec-Bag propone la construcción de estructuras a partir del reciclaje de plástico

La nueva vida de las bolsas del supermercado

Noticia clasificada en: José Ramón Sánchez

José Ramón Sánchez

 

 

 

 

Muchas veces uno se pregunta qué hacen con el material que se recicla. Tiene diferentes usos, pero en este caso dos chicos de Valladolid han propuesto a la ciudadanía dar un nuevo uso a las bolsas de plástico para hacer estructuras hinchables en las que en su interior se puedan hacer diferentes actividades. El proyecto se llama Rec-Bag 2018 y Luis Pastor y Antonio Macías son los artífices de la idea: Luis es arquitecto y Antonio se dedica a la fotografía y a la proyección de cortos de cine en los bares, entre otras cosas, y la primera estructura de plástico se montará en el LAVA, ubicado en el número 101 del Paseo Zorrilla.

 

El objetivo de Rec-Bag es el de “demostrar que muchos productos que desechamos pueden tener otra vida, y que con imaginación se pueden realizar mas cosas con estos utensilios”, comenta Luis Pastor. Esta estructura también está compuesta por el aire que se introduce para mantenerla erguida. “Se necesita un volumen de aire continuo para mantener la estructura hinchada, ya que tiene puertas por donde la gente entra y sale”, añade. Pese al gasto en electricidad que pueda suponer hinchar las estructuras, "que merece la pena, porque no están todo el tiempo hinchadas, solo en determinados momentos", asegura Luis, el beneficio por el volumen de plástico que se ahorra al planeta, en comparación, es mucho mayor.

 

La concienciación ecológica, puesto que depende el uso que se hace del plástico puede traer consecuencias graves, junto a la experimentación del plástico en construcción son otros de los fines de este proyecto. Una iniciativa de construcción en cuyos talleres de montaje también participan algunos alumnos de la Escuela de Arquitectura de Valladolid para que puedan aprender sobre su uso. Con ellos, también colaboran las asociaciones Artecanal y Ecoopera, además de personas individuales que se acercan por la sala de montaje para cortar plástico o pegar.

 

Luis Pastor, uno de los coordinadores de Rec-Bag. / Foto: José Ramón Sánchez

 

El tipo de estructuras como la que están construyendo desde Rec-Bag tienen múltiples usos, como la realización de talleres, para ocultarte del sol o jugar dentro. En cuanto al futuro, “nos gustaría hacer experiencias similares en colegios, festivales, en otras asociaciones y en diversos lugares”, comenta Luis, ya que se trata de una construcción con movilidad. "Queremos utilizarlo nosotros, pero si en algun momento nos tenemos que deshacer de ella, buscaremos a alguien a quien le sea útil", añade sobre la posibilidad de desprenderse del proyecto.

 

No todos los plásticos valen. “Nosotros trabajamos con polietileno de baja densidad que es un material con el que se hacen las bolsas, sacos o envoltorios. Es un plástico muy flexible y por eso se puede utilizar para este tipo de actividad. Las bolsas de supermercado, por ejemplo, están hechas de este material y es muy fácil volver a reutilizarlo y refundirlo", comenta. “Con el polietileno se pueden hacer juguetes para los niños, muebles para la casa, fundas para tus instrumentos y más cosas. Eso depende de la imaginación de cada uno”, añade. Para colaborar con Rec-Bag cuentan con varios establecimientos vallisoletanos que recogen plástico para el proyecto: el LAVA, la Taberna Morgan en la calle Solanilla, la tienda Azacán en la calle Carmelo, el Café de Bolis en la calle Panaderos, la peluquería Lokolook en la calle Torrecilla, el bar Cortado Café en la calle Francisco Suárez, el Gondomatik Wash Bar en la calle Gondomar, la Asociación Artencanal en la calle Canal y la tienda Cascanueces en la plaza Portugalete.

 

 

La construcción con plástico

 

La construcción de estructuras de plástico y posteriormente hinchadas con aire “se lleva realizando profesionalmente desde los años 50 y tuvo un boom en los años 70 con el movimiento hippie. Era una manera determinada de entender el planeta, la naturaleza, la relación entre las personas y, además de ser una arquitectura más flexible, es un tipo de construcción que nunca se ha abandonado. Hay muchas experiencias de este tipo en todo el mundo”, comenta Luis. En España, Madrid y País Vasco son los dos lugares donde se realizan más proyectos de este tipo.

 

Aunque este proyecto empezó el 15 de enero y durará hasta el 28 de febrero, ya se empezó a gestar el pasado verano y los trámites para conseguir la sala del LAVA donde se construirá la esctructura arrancaron en noviembre. Las salas de este Laboratorio de Artes salen ofertadas todos los años para hacer proyectos de investigación: “hay que presentar el proyecto que se quiere hacer, un pequeño currículum de los participantes, el coste que va a tener y como se va a finanzar. Luego estudian las características de cada proyecto, se les puntúa y se ofrece las salas a aquellos que mas puntuación tienen", explica Luis Pastor.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress