Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 22 de mayo de 2018
Organizado por la Asociación Caleidoscopio

Música, grafitis y mucha reivindicación en el Día del Orgullo Loco

Noticia clasificada en: José Ramón Sánchez

José Ramón Sánchez

 

 

 

La Asociación Caleidoscopio, formada por personas con problemas de salud mental, junto con algún profesional y mucha gente que quiso acercarse, se juntaron el 20 de mayo en la plaza Federico Wattenberg de Valladolid para celebrar y hacerse visibles en la sociedad en el Día del Orgullo Loco. Una jornada que se celebró de manera simultánea en muchas partes de España y también en otros países.

 

Mientras uno de los chicos cantaba rap, otro grupillo de ellos plasmaba sus dibujos a modo de grafitti en unos murales que habían colocado en el medio de la plaza. En la terraza del Coco café, colaborador en el evento, había sentadas bastantes personas, pues el tiempo acompañaba, así que desde Caleidoscopio aprovecharon para hacer público la lectura de su manifiesto, que leyó Guillermo Pastor, miembro del colectivo.

 

[Img #9800]

 

[Img #9804]

 

[Img #9803]

 

 

Manifiesto

 

"Vais a pensar que empiezo mal. Pero quiero que sepáis que actualmente este orgullo no existe. Este orgullo empieza hoy. Entiendo a los compañeros de malestar que no hayan venido porque no es fácil dejar de relacionar también la locura con los delirios, la soledad y el sufrimiento, y todos entenderéis que sentirse orgulloso de algo que la sociedad y la propia persona oculta es muy complicado.

 

Nos falta muchísimo camino, hoy es un granito más para mover. Aunque sea entre familiares, amigos y profesionales y algún ciudadano despistado, tenemos que conseguir que el debate llegue algún día a la gente de a pie.

 

El primer debate es el de la locura como sinónimo de halago, como sinónimo de brillantez, la locura en la que deriva la genialidad, la creatividad y el entusiasmo y la pasión impropias de una rutina. Destacar la locura como “lo cura” ¿Qué? Lo c-u-r-a”. Si hablamos con tecnicismos la sociedad está enferma, y las personas con malestar psíquico somos un síntoma. – O como se cuestionaban ayer, ¿no será la locura un síntoma de mayor normalidad en esta sociedad enferma?-

 

El primer debate está servido y llama a la empatía, a la comprensión, al sentido común de los que tienen sensibilidad y encuentran coherencia en estas palabras que digo.

 

Como miembro de un colectivo en primera persona como es Caleidoscopio y sin estar ajeno a lo que pasa en otros movimientos con más recorrido a nivel estatal, todos sabréis que una de las cosas que tendría que reivindicar sería la abolición de las contenciones que yo mismo he sufrido o el abuso de la herramienta (exclusiva) farmacológica por parte del sistema sanitario que tenemos montado. Pero, ¿de qué depende ese cambio? Depende de que el debate pase de los despachos a la calle. Pase de los profesionales a pacientes y de pacientes a profesionales, y no os confundáis si os ha venido a la cabeza la palabra biologicismo. No espero que por ser de Valladolid, os haya venido antes el trato que el tratamiento. El debate pasa por el modelo de asistencia que se ofrece a las personas y sus familias. El debate está en que "bendita enfermedad y mi locura” si a pesar del sufrimiento y la soledad me permite seguir vivo.

 

En este punto queríamos dar las gracias a todos esos profesionales de la Revolución Delirante, y en particular a todos aquellos profesionales que forman o han formado parte del centro de intervención comunitaria, porque a pesar de llevar cinco años y ser silenciadas, y tener titulares que destaquen la reducción de los ingresos en agudos, la realidad es cómo mejora la calidad de vida de las personas. La realidad es como mejora la calidad de vida de las personas. La realidad es que otra psiquiatría al servicio de los pacientes es posible.

 

Como ya sabéis el orgullo loco se ha celebrado en España más que por los compañeros de Hierbabuena en Asturias (si el próximo año vuelvo a hacer el discurso y hemos avanzado y no hemos retrocedido os contaré que son los cuerdísimos)."

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress