Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
María Herrero
Martes, 5 de junio de 2018
Siete ideas encadenadas

Otro verano en el mismo sitio

Noticia clasificada en: Mario

Mario

 

 

 

Mis veranos. Recuerdo nítidamente el viaje que hicimos con mi madre y mis hermanos a las Cataratas de Iguazú. Fue especial, hermoso y único: era el primero. Aquello parecía un sueño, tanta grandeza provoca sensación de susto y ¿qué hago aquí? A partir de aquel viaje, cada año reclamaba mi viaje de vacaciones. Cuando no se podía ir a ninguna parte, mi madre se echaba un discurso que convencía para evitar todo capricho. Ahora que no puedo ni tan siquiera hacer planes de viaje, voy a intentar viajar hacia la profundidad de mi ser y con sudor.

 

El final. Ciertamente, los exámenes tienen resultados matemáticos para determinar si es o no apto para un curso inmediato, pero un cálculo o la media aritmética de los resultados obtenidos no reflejan en sí todo lo que una persona ES. En ese sentido, el módulo es como un salón de examen permanente donde hay varios examinadores. Imaginemos, por poner ejemplos: el educador, el psicólogo, funcionarios de turno y los compañeros presos. Mi fortaleza radica en la verdad y mi responsabilidad en mantenerla viva es mi recompensa.


Los ciclos. Cuando ingresé en prisión comenzaba un ciclo desconocido. Lo único favorable: el tiempo. Cada segundo que pasa es a mi favor. Sin duda, este es el ciclo de mi existencia dura, en constante sufrimiento física y psicológicamente. Determino yo en cada momento cómo responder este difícil ciclo.

 

El reconocimiento. Para mí, tanta impotencia se ha ido convirtiendo en fortaleza, lo desconocido en cercano y familiar. Me
importa mucho llegar a la puerta con los pies firmes y con la frente en alto para abrazar de nuevo la ansiada libertad para siempre. Cuando este momento haya llegado, todo esfuerzo, sudor y lágrimas cobrarán sentido.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress