Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 13 de junio de 2018
A week in London: un viaje padre e hijo

Entre el pasado y el presente

Alberto García

 

 

 

Londres está a caballo entre su pasado normando primero, con la mórbida y siniestra Torre de Londres, como mayor ejemplo; victoriano algo después, con monumentos y calles de este estilo por toda la ciudad; y su presente modernista que se pone de manifiesto en el centro de la 'City' fundamentalmente.

 

Así, uno puede estar mirando un horizonte londinense desde el Tower Bridge, por ejemplo, y estar divisando la catedral de Saint Paul, (monumento favorito de Winston Churchill), con su gran cúpula imitación a la grandeza de la de San Pedro de Roma; y como digo, estar divisando a su alrededor los emblemáticos rascacielos del centro de Londres (como el rallador de queso, o el walkie-talkie). Todo el centro de Londres es monumental, sea del estilo que sea, haciendo que el ciudadano sienta la grandeza de una nación que, haciendo alarde alarde de ello, no ha dejado de ser grande y universal.

 

Así es Londres, una ciudad de altos contrastes, pero que sin duda casan a la perfección con el medio en que están ubicados. Es decir, la armonía existe y hace que la música del entorno en el que estés suene bien.

 

[Img #10117]

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress