Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 18 de junio de 2018
A week in London: un viaje padre e hijo

Notting Hill

Alberto García

 

 

 

Son alrededor de las diez de la mañana en el barrio londinense de Notting Hill. El autocar nos ha dejado en algún lugar de este bonito y lujoso barrio rico de estilo victoriano, donde me cuentan que el tío Jimi Hendrix perdió la vida tras una tremenda borrachera.

 

Dicen que una casita aquí te puede costar alrededor de un millón de libras esterlinas. Y lo cierto es que la apariencia de este sitio concreto de la ciudad es uniformemente elegante y de buen gusto para, creo, cualquier tipo de sensibilidad.

 

No muy lejos de donde antes estábamos, se ubica el mercado universalmente conocido de Portobello, al que el bueno de Mark Knorfler dedicó en su día una canción. Portobello tiene aires hippies, aunque eso sí, con bastante clase. Allí se vende desde platería hasta fruta y verdura; sellos linotípicos de todas las variables posibles (para personalizar tus documentos en papel); obra gráfica original; placas conmemorativas de todo tipo de eventos del universo rock; creativos souvenirs; clásicas teteras; y, en realidad, todo aquello que se les pueda pasar por la cabeza.

 

Yo, que soy muy fan del rollo de 'Alicia en el País de las Maravillas', me llevé por un precio no muy exagerado, unos bonitos grabados originales en color de este fascinante cuento del genial Lewis Carroll, de los que ahora disfruto en mi casa…

 

Fue una amable mañana soleada en un lugar ciertamente atractivo de Londres.

 

Valió la pena.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress