Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 4 de julio de 2018
LOS CUENTOS DEL GRAN LEÓN

A nightmare at the National Gallery

Alberto García

 

 

 

A NIGHTMARE AT THE NATIONAL GALLERY

 

I am a little sick of my mind and I know it. That morning I had fight against my sweet but serious father, before to our visit to the National Gallery of London. The unfortunate list of events that just happened there is, as I have already told you, just because my mind is not as good as I would like.

 

I wanted to disappear from the world. Even worse. I wanted the world to disappear too, in a blink, or in the sickness of some fat president of some murderuous nation.

 

Finally, I spoke with my father, as the good friend he is allways for me. We apologize to each other and remain as friends as ever.

 

The terrible fact of that day is that I could not see the beautiful Venus of the Mirror.

 


 

 

PESADILLA EN LA NATIONAL GALLERY

 

Yo estoy un poco tocado de la cabeza y lo sé. Aquella mañana, antes de nuestra visita a la National Gallery de Londres, había combatido muy seriamente contra mi dulce pero firme padre. La desgraciada lista de sucesos que  allí simplemente acontecieron, es, ya se lo dije, sólo porque mi mente no es tan buena como quisiera.

 

Quería desaparecer del mundo. Peor aún. Quería que el mundo desapareciera también, en un pestañear, o en la maldad de algún presidente gordo de alguna nación asesina.

 

Finalmente hablé con mi padre, como el buen amigo que él siempre es para mí. Nos pedimos disculpas mutuamente y quedamos tan amigos como siempre.

 

El terrible hecho de aquel día es que no pude ver la preciosa Venus del Espejo.

palabras menores • Términos de usoMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress